Elecciones parlamentarias

Venezuela: el chavismo se impone con el 67 % de los votos con una escasa participación del 31 %

Nicolás Maduro celebró la victoria y felicitó a los candidatos electos.
lunes, 7 de diciembre de 2020 · 08:53

El pueblo de Venezuela eligió a sus nuevos representantes de la Asamblea Nacional y el oficialismo logró una amplia contundencia en las urnas. Sin embargo, hay otra lectura posible: solo participó el 31 % del padrón electoral, es decir, hubo una fuerte deserción que deslegitima, en cierto punto, al Gobierno.

En este sentido, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se mostró satisfecho con los resultados de la jornada electoral y esperanzado por la renovación del Parlamento de la nación sudamericana.

Festejos en el acto del oficialismo.

Nosotros sabemos ganar y perder, y hoy nos tocó ganar. Viene un cambio de ciclo, un ciclo de trabajo, de recuperación del país, de la economía, con soberanía, con independencia, en paz.

En tanto, vale recordar que la Asamblea Nacional no tiene autoridad desde 2015 por decisión de la Justicia que, claro está, jugó en favor de los intereses del Gobierno de Maduro.

Participó el 31 % del padrón electoral. 

Asimismo, el jefe de Estado de Venezuela reconoció “la valentía de los 14.400 candidatos y candidatas que se sumaron a la fiesta electoral” y destacó a los nuevos parlamentarios.

Felicito a los diputados, diputadas, principales y suplentes que resultaron electos. Llegó al Poder Legislativo gente buena, comprometida y trabajadora.

Nicolás Maduro junto con su equipo.

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la nación latinoamericana, Indira Alfonzo, fue la encargada de dar los resultados que ubicaron al Gran Polo Patriótico, partido chavista, con el 67,6 %. En segundo lugar, el partido opositor Alianza para el Cambio (APC), con el 17,95 %.

Por otro lado, el todavía presidente de la Asamblea Nacional y principal opositor, Juan Guaidó, decidió no participar del proceso cívico y convocó a una consulta popular para desacreditar las votaciones de su país por ser “fraudulentas”.