China

China cataloga de "mentiras y rumores" a las acusaciones de Estados Unidos

El jueves un funcionario estadounidense calificó al país asiático de ser "la mayor amenaza para la libertad del mundo".
sábado, 5 de diciembre de 2020 · 06:00

Las tensiones entre China y Estados Unidos continúan vigentes y en los últimos días, sus autoridades tuvieron otro intercambio verbal, donde el jefe de Inteligencia del país norteamericano calificó el jueves al país asiático, como “la mayor amenaza para la democracia y la libertad del mundo”.

En respuesta a las declaraciones, la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying rechazó dichas acusaciones, caracterizándolas como “mentiras y rumores destinados a desacreditar” a la nación asiática. 

La portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying.

A su vez la funcionaria china manifestó:

Esperamos que los funcionarios de Estados Unidos finalmente respeten los hechos y dejen de inventar y difundir su virus político.

Las declaraciones del funcionario norteamericano, John Ratcliffe, llegaron tras la denuncia de un robo por parte de China de los secretos comerciales y tecnológicos de defensa del país presidido por Donald Trump.

John Ratcliffe, el director del departamento de Inteligencia de Estados Unidos. 

A su vez, acusó al gobierno de Xi Jinping de usar agentes para influenciar o socavar a los congresistas estadounidenses con objetivos económicos, China roba la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses, replica la tecnología y luego reemplaza a las compañías estadounidenses en el mercado global”, indicó el funcionario.

"Nuestro servicio de inteligencia muestra que Pekín lleva a cabo este tipo de operaciones de influencia en Estados Unidos", explicó Ratcliffe. "Los líderes de China buscan subordinar los derechos del individuo a la voluntad del Partido Comunista Chino", agregó.

John Ratcliffe durante sus declaraciones de jueves contra China.

Por otra parte, el gobierno norteamericano anunció el jueves restricciones a los viajes a Estados Unidos de miembros del Partido Comunista Chino, los cuáles según el Departamento de Estado son “hostiles a los valores estadounidenses” y llevan a cabo “actividades perjudiciales”.

La imagen del país asiático ha sido dañada en los últimos meses, debido a sus acciones en la provincia de Xinjiang donde según varias autoridades, mantienen a su población musulmana en “campos de entrenamiento” privándoles de su libertad. Además las últimas sentencias a activistas hongkoneses también han despertado sospechas por varias naciones alrededor del mundo.