Centroamérica

La UE denuncia una ley de Nicaragua que impide presentarse a la oposición en los comicios del 2021

El lunes, la asamblea nicaragüense había aprobado dicha medida.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 17:20

La Unión Europea, a través de un comunicado redactado por el Alto Representante del organismo continental para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, indicó que las imposiciones del gobierno de Nicaragua que prohíbe la participación de partidos opositores en las próximas elecciones, “aleja al país del estado de derecho”.

La "ley de los derechos del pueblo a la independencia, soberanía y autodeterminación por la paz" que "busca prevenir las candidaturas de la oposición es un paso más en la intimidación del pueblo nicaragüense, alejando al país del estado de derecho", indicó Borrell, en un comunicado publicado el martes.

Legisladores durante la votación en la Asamblea Nacional de Nicaragua.

El lunes, la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el partido gobernante FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional), aprobó una ley que inhibirá las candidaturas de aquellos postulantes nicaragüenses que aplauden la imposición de sanciones contra el estado y estos serán considerados “traidores a la patria”.

Esta medida fue aprobada durante una sesión extraordinaria con 70 votos a favor, 14 en contra y 5 abstenciones. La nación centroamericana tiene previsto celebrar unos comicios generales el 7 de noviembre de 2021.

La vicepresidenta y el presidente de Nicaragua, Rosario Murillo y Daniel Ortega.

En el comunicado del martes, la UE apoya "un diálogo urgente e inclusivo sobre reformas electorales con la oposición nicaragüense como un paso esencial para restaurar la confianza" en el sistema electoral del país.

En este sentido, Borrell indicó que el organismo continental "sigue dispuesto a participar de forma constructiva y trabajar junto con el Gobierno de Nicaragua hacia una salida pacífica y democrática de la crisis",

La Asamblea Nacional de Nicaragua.

A su vez, la UE espera que las autoridades de Nicaragua, comandadas por el presidente Daniel Ortega, "alineen su legislación, garanticen la implementación con las obligaciones internacionales de derechos humanos y promuevan el papel de la sociedad civil para que las organizaciones no gubernamentales y los movimientos de oposición puedan operar libremente".

Sumándose a la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró que esta ley es contraria a la Carta Democrática y le niega el derecho a los nicaragüenses a elegir libremente a sus autoridades, transformando los comicios de noviembre de 2021 “en una imposición en lugar de una elección”.