Irlanda

Coronavirus: Irlanda se suma a varios países europeos e impone restricciones

Todos los restaurante y hoteles del país deberán cerrar desde el jueves y por, posiblemente, dos meses.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 06:00

El fortalecimiento de la segunda ola de coronavirus provocó que varias naciones europeas impongan restricciones en sus territorios para las fiestas de fin de año y el martes Irlanda fue el último país en hacerlo.

A través de un discurso televisado el primer ministro de la isla, Micheál Martin indicó que todos los restaurantes y hoteles deberán cerrar desde el 24 de diciembre y las iglesias harán lo propio desde el 26.

Micheál Martin, primer ministro de Irlanda.

“Desafortunadamente, en la última semana hemos visto un crecimiento extraordinario en la propagación del virus”, indicó Martin quien también anunció que las nuevas restricciones podrían durar hasta dos meses.

Irlanda salió de un confinamiento rígido de 6 semanas el pasado viernes 4 de diciembre, donde los restaurantes pudieron reabrir sus puertas, sin embargo estos deberán cerrarse otra vez a partir de las 3pm del jueves.

Un restaurante cerrado en Dublín.

A su vez, las reuniones familiares sólo estarán permitidas hasta el 26 de diciembre, mientras que el número permitido para asistir a bodas a funerales se reducirá a 6 y 10 personas respectivamente, en todo el país.

Sin embargo, las nuevas restricciones no forzarán el cierre de comercios no esenciales, sin embargo el viceministro primero de la nación, Leo Varadkar indicó que si hay aglomeración de gente en los comercios, “puede ser necesario que tengan que cerrar”.

El viceministro primero de Irlanda, Leo Varadkar.

Irlanda es uno de los varios países del continente que cerraron su frontera marítima, aérea y terrestre con el Reino Unido, debido a la propagación de la nueva cepa de la infección en el sur de ese país, la cual de acuerdo a las autoridades irlandesas, no fue identificada en la isla.

El país acumula 79.540 casos de coronavirus y 1.898 decesos a causa de la enfermedad. De acuerdo a su primer ministro, el número de incidencia del virus creció en un 10% en la última semana, razón por la cual se impusieron las medidas el martes.