Asia

El expolítico y activista hongkonés, Nathan Law pidió asilo en el Reino Unido

Law también indicó que varias naciones europeas y Estados Unidos deberían dejar de tener a China como socio comercial.
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 19:12

La entrada en vigor de la ley de Seguridad Nacional de China en la región administrativa de Hong Kong ha obligado a que varios activistas del movimiento democrático hayan tenido que salirse de la ciudad y buscar refugio en algún otro país.

Alemania fue uno de los destinos más usuales para los activistas, sin embargo, para Nathan Law, uno de los últimos activistas principales de la región,  que aún no fueron capturados el destino fue Gran Bretaña y el lunes aplicó al asilo en las islas.

Nathan Law, activista y expolítico hongkonés.

En un artículo de opinión para el diario británico The Guardian, el activista indicó que eligió asilarse en las islas con la esperanza de poder "dar la alarma" sobre las amenazas a la democracia en Europa por parte del Partido Comunista de China.

El activista y expolítico huyó de Hong Kong hacia Europa a finales de junio, días antes de que se instale la ley de seguridad nacional en la región, sin embargo, no reveló que se dirija al Reino Unido debido a que podría ser rastreado fácilmente.

Una de las últimas protestas en Hong Kong.

“La partida de un destacado activista señaló que algo muy malo había sucedido en la ciudad”, indicó. "Mi historia se transmitió a nivel mundial, creando conciencia sobre la difícil situación de Hong Kong”, continuó.

A su vez, Law manifestó que las naciones europeas y Estados Unidos trabajan bajó “la fantasía de que China” sea un socio estratégico comercial, incluso en una parte del mundo democrático, lo cual, según él, es mentira por todo lo que China hace con Hong Kong.

Un cartel en Hong Kong que anuncia la entrada en vigor de la ley de seguridad nacional.

Law declaró al medio inglés:

El proceso de despertar de esta ilusión lleva tiempo. En Estados Unidos, adoptar un enfoque asertivo hacia China y posicionarlo como uno de los mayores enemigos del país es ahora un consenso bipartidista. Este no es el caso en el Reino Unido y la UE, en el que haya que construir consenso.

La región asiática se encuentra encarcelado, en masa, a activistas o participantes de las diversas protestas contra la anexión de Hong Kong a China, cuestión por la que se instalo una ley de seguridad nacional, que impide cualquier tipo de demostración en contra de dicha anexión.