Rusia

Rusia: un informe indica que la agencia de espionaje, habría envenenado a Alexei Navalny

Un escuadrón de la entidad estatal, habría espiado y seguido al opositor ruso hace más de 3 años en todos sus viajes.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 18:21

Hace casi cuatro meses que el opositor ruso Alexéi Navalny ha sido envenenado en un vuelo de Siberia a Moscú, acto que lo llevó a estar casi un mes en coma en un hospital en Berlín, sin embargo, el actor de dicho ataque aún no se comprobó.

Sin embargo, el lunes, de acuerdo al sitio web de investigación Bellingcat, un equipo encubierto de la agencia de espionaje de Rusia, FSB, habría sido el responsable de envenenar al político de 44 años el pasado jueves 20 de agosto.

Alexei Navalny, junto a su familia tras haberse despertado del coma en un hospital de Alemania.

En el informe, Bellingcat indicó que el equipo de la FSB (Servicio Federal de Seguridad) había rastreado en secreto a Navalny desde 2017 y, aparentemente, la operación habría comenzado después de que el opositor anunció su candidatura a las elecciones presidenciales del país de 2018.

El escuadrón de vigilancia habría seguido al opositor a más de 30 ciudades en vuelos superpuestos y tuvo como primer objetivo envenenarlo en julio de este año, cuando Navalny había viajado a la ciudad de Kaliningrado con su esposa Yulia.

Un agente de la FSB.

Dentro de la investigación del incidente del 20 de agosto, se reveló que tres agentes de la FSB habrían viajado junto con el político de Moscú a la ciudad siberiana de Novosibirsk y de ahí lo siguieron a la localidad de Tomsk donde lo habían dado un té que contenía el agente venenoso, Novichok. 

Citando registros telefónicos y cronogramas de viajes, Bellingcat indicó que el ataque de agosto habría sido aprobado por “los escalones más altos del Kremlin” y comunicó que el gobierno de Rusia habría operado un programa doméstico para provocar el fallecimiento de Alexei y otros opositores. 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

A mediados de octubre, la Unión Europea emitió sanciones a 6 oficiales rusos por haber estado involucrados en el envenenamiento a Navalny, donde se encontraba el jefe de la FSB, Alexander Bortinkov y otros miembros del ministerio de Defensa de Rusia.

Es muy probable que el Kremlin desmienta el reciente informe de Bellingcat, ya que constantemente indican que no existe ninguna evidencia sobre el envenenamiento de Navalny y que no hay nada que investigar.