Estados Unidos

Las increíbles acusaciones del equipo de Trump: Hugo Chávez, Smartmatic y “dinero comunista”

Los abogados del presidente norteamericano explicaron el supuesto fraude en una rueda de prensa.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 09:25

Solo Donald Trump, o su equipo, puede reunir tantas explicaciones incoherentes y desconectadas para hacer un argumento supuestamente creíble sobre, según sus propias conjeturas, el presunto fraude en las elecciones del 3 de noviembre.

En este sentido, los abogados que representan al jefe de Estado norteamericano, Rudy Giuliani y Sidney Powell, intentaron fundamentar que el sistema de votación y conteo fue programado por Venezuela, Cuba y China y había sido planificado por el expresidente venezolano Hugo Chávez, que falleció en 2013.

Sidney Powell, abogada de Trump.

El software en sí fue creado con tantas variables y tantas puertas traseras que se pueden conectar a Internet o memorias USB atascadas, pero una de sus características más rentables es su capacidad para cambiar los votos.

De esta manera, de acuerdo a la hipótesis de los abogados, la empresa Smartmatic habría sido financiada por Chávez para asegurarse de que "nunca perdería una elección. En consecuencia, los letrados sostienen que Joe Biden supuestamente se benefició de la tecnología para quitarle la victoria al líder republicano.

Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado de Trump.

Hemos usado principalmente una máquina de votación venezolana, en esencia, para contar nuestros votos. Si permitimos que esto pase, nos convertiremos en Venezuela. 

Por su parte, el Gobierno de Nicolás Maduro se burló de los dichos de los representantes del mandatario estadounidense. En tanto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, publicó en su cuenta de Twitter.

Hugo Chávez, expresidente de Venezuela fallecido en 2013.

Existen varios niveles: las mentiras, lo absurdo y el ridículo. Sin lugar a dudas responsabilizar al Comandante Chávez por la derrota de Trump en 2020, es en extremo ridículo. Eso sí, semejante muestra de debilidad tiene a su vez un encanto: es extremadamente chistosa.

Finalmente, Giuliani hizo hincapié en que le sobran las pruebas para demostrarlo de “18 maneras diferentes” y, por ejemplo, en Pensilvania, el magnate “ganó por 300.000 votos” o en Michigan “probablemente por 50.000”. En definitiva, la conferencia de prensa recibió muchas críticas y la calificaron como peligrosa para la democracia y la institucionalidad de Estados Unidos.