Reino Unido

Reino Unido: Boris Johnson califica de desastrosa la autonomía de Escocia

Las declaraciones del mandatario británico generaron el repudio de partidos opositores.
miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 01:00

En una reunión digital del lunes con miembros parlamentarios del partido Conservador, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, calificó la autonomía de Escocia como un “desastre” y como “el mayor error” del expremier Tony Blair, según el diario local The Sun.

Las declaraciones del mandatario británico causaron el repudio del Partido Nacional Escocés (SNP), donde su ministra principal, Nicola Sturgeon manifestó vía twitter:

Vale la pena remarcar estos comentarios del primer ministro para la próxima vez que los conservadores digan que no representan una amenaza para los poderes del Parlamento escocés o, lo que es más increíble, que apoyan la devolución de más poderes. La única forma de proteger y fortalecer el parlamento escoces es con la independencia de Escocia.

Boris Johnson con Nicola Sturgeon en julio de 2019.

El acto al que el primer ministro hizo referencia fue la Ley de Escocia, emitida en 1998, cuando el laborista (partido opositor) Tony Blair se encontraba al mando del Reino Unido, la cual permitió la creación del parlamento escocés. 

Tras las declaraciones de Johnson, el ministro de Comunidades de la nación, Robert Jenrick indicó el martes al multimedio local BBC, que el mandatario “siempre apoyó la devolución” de poderes a Escocia, pero indicó que este hecho “ha facilitado el surgimiento del separatismo y el nacionalismo en la forma del SNP, y eso está tratando de separar el Reino Unido”.

El ministro de Comunidades del Reino Unido, Robert Jenrick.

El funcionario conservador continuó, en el programa BBC Breakfast:

Cualquiera, como el primer ministro, que ame el Reino Unido quiere mantenerlo unido piensa que es un resultado muy, muy peligroso y decepcionante contra el que tenemos que luchar.

Las declaraciones de Johnson se producen a menos de seis meses de las elecciones parlamentarias en Escocia, recinto que desde hace más de diez año es liderado por el partido separatista SNP, el cual impulsó el referéndum de autodeterminación de 2014.

El parlamento escocés en Edimburgo.

Un aumento de sitios para el SNP (contiene 63 de 129) en la cámara escocesa podría ocasionar un nuevo referéndum separatista, más teniendo en cuenta la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, y el constante deseo de Escocia de convertirse en el 28vo país miembro del organismo continental.

Por otro lado, el partido opositor del Reino Unido, el Laborista, también condenó los dichos del primer ministro, declarando a través de su representante escoces Ian Murray que “los conservadores siempre han sido una amenaza mayor para el Reino Unido que cualquier nacionalista”.