Reino Unido

Reino Unido: el primer ministro Boris Johnson pierde a su asesor principal

Dominic Cummings abandonó la residencia gubernamental y dejará el cargo el próximo mes.
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 18:31

Dominic Cummings, el máximo asesor del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció este jueves que dejará su cargo en diciembre tras un poco más de un año junto al mandatario británico.

A su vez, el funcionario fue fotografiado por la prensa local saliendo de la residencia oficial gubernamental en Downing Street en Londres cargando una caja de cartón. Según el multimedio local, BBC, Cummings seguirá trabajando desde su casa en algunos asuntos, como por ejemplo la crisis del coronavirus, hasta mediados del próximo mes.

Daniel Cummings, asesor del Reino Unido abandona la residencia gubernamental de Downing Street.

El asesor fue uno de los principales impulsores de la salida del Reino Unido de la Unión Europea antes y durante el mandato de Boris Johnson. La razón de su renuncia es desconocida, pero varios medios de la nación lo venían proyectando en las últimas semanas.

Cummings no es el único, ni el primer aliado del primer ministro en dejar Downing Street, el miércoles, el director de prensa y comunicaciones del gobierno, Lee Cain, también anunció su alejamiento del gobierno y, al igual que Dominic, continuará a cargo de algunos labores solo hasta el próximo mes.

Carrie Lam, director de prensa y comunicaciones del gobierno del Reino Unido.

La renuncia de Cain llegó debido al impedimento de la comprometida del primer ministro Carrie Symonds y otros funcionarios, de llegar a la jefatura del gabinete del gobierno británico.

A su vez, de acuerdo al diario local The Guardian, Boris Johnson ya tendría el reemplazo de Cummings, al menos de forma temporal y sería el estratega político Edward Lister, quien ya era un asesor, pero de menor nivel del mandatario.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

Con la salida de los dos asesores más influenciadores en Downing Street, varios medios anticipan una nueva dirección del gobierno del Reino Unido el cual tiene, entre otros temas, lidiar con una pandemia que ya causó el deceso de más de 50.000 personas y las negociaciones de la salida del país de la UE.

A su vez, tanto Cummings y Cain pretendían imponer una polémica agenda en el gobierno británico que pretendía diezmar el poder judicial nacional, desmantelar el liderazgo de la administración pública y endurecer las restricciones contra la inmigracion y peticiones de asilo en las islas.