Asia

Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE, apuntan contra China por la renuncia masiva en Hong Kong

Los tres gobiernos acusaron a país asiático de desobedecer un tratado impuesto en 1997.
jueves, 12 de noviembre de 2020 · 20:01

Tras la renuncia en masa de la mayoría de los legisladores pro democracia de Hong Kong a sus puestos el miércoles, en forma de protesta contra China, varios gobiernos alrededor del mundo se unieron en contra del gigante asiático.

La dimisión de la mayoría de los parlamentarios llegan tras el despido de cuatro otros miembros pro democracia de Hong Kong, al ser considerados como amenazas a la seguridad nacional.

La legisladora pro democracia, Mao Mengjing indicando las renuncias ante periodistas.

En respuesta, el gobierno del Reino Unido, a través de su ministro de Exteriores, Dominic Raab manifestó:

La imposición de Beijing de nuevas reglas para descalificar a los legisladores electos en Hong Kong constituye una clara “desobediencia” de la Declaración Conjunta Chino-Británica legalmente vinculante.

"China ha vuelto a romper sus promesas y ha socavado el alto grado de autonomía de Hong Kong”, continuó el funcionario de 46 años. El territorio asiático, excolonia británica se convirtió en parte de China en 1997, pero se firmó un tratado en el que el país presidido por Xi Jinping prometió mantener algunas libertades en el territorio por 50 años.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab.

Por su parte, la Unión Europea emitió un comunicado repudiando el hecho, calificándolo como “un nuevo golpe severo al pluralismo político y a la libertad de opinión en Hong Kong” y que el despido de legisladores por democracia “socava aún más la autonomía” del territorio asiático.

Otro gobierno que se unió al repudio ante China es el de Estados Unidos, el cual a través de un informe declaró:

El Partido Comunista Chino (PCCh) ha (desobedecido) flagrantemente sus compromisos internacionales bajo la Declaración Conjunta Chino-Británica y sus promesas al pueblo de Hong Kong

Una bandera desplegada dentro del parlamento hongkonés en contra de la mandataria Carrie Lam.

Varios activistas de derechos humanos han huido del la región administrativa y desde el miércoles, también los partidos políticos pro democracia han desaparecido del recinto legislativo, desde la aprobación de China para imponer una estricta Ley de Seguridad Nacional en junio.

El jueves otros 15 legisladores enviaron sus cartas de renuncia, dejando un parlamento casi completamente bajo el poder del partido gobernante del territorio, pro-China de Carrie Lam. Cómo último acto de protesta, un legislador desplegó una bandera en el parlamento en contra de la mandataria hongkonesa.

Otras Noticias