Hungría

El parlamento de Hungría pretende pasar una ley que afectaría a las parejas del mismo género

El partido gobernante del país presentó una polémica enmienda al congreso nacional el miércoles.
miércoles, 11 de noviembre de 2020 · 19:39

A solo horas del comienzo de un confinamiento estricto por la segunda ola de coronavirus, el gobierno de Hungría ha redactado una orden constitucional que prohibirá la adopción de niños y niñas a parejas y uniones civiles entre personas del mismo género.

La enmienda propuesta por el partido gobernante y líder mayoritario del parlamento húngaro, Fidesz, expresa que “la madre es una mujer y el padre es un hombre” por lo cual solo un matrimonio entre distintos géneros pueden adoptar niños y niñas en el país.

Una concentración a favor de derechos LGBT en Budapest.

La unión civil entre personas del mismo género es legal en Hungría desde 2009 y la nación es una de las 10 pertenecientes a la Unión Europea en donde la adopción de niños no es legal, aunque es posible si lo solicita solo una persona.

La enmienda fue enviada al parlamento de la nación en la noche del martes y fue anunciada el miércoles, la noticia causó repudio de diversos grupos de derechos humanos al igual que varios políticos opositores del gobierno presidido por Viktor Orban.

Viktor Orban, primer ministro de Hungría

El documento que podría cambiar una sección de la constitución local indica:

(Se) asegura la educación (a los niños y niñas) de acuerdo con los valores basados en la identidad constitucional y la cultura cristiana de Hungría.

"Viktor Orban se ha vuelto indigno de su cargo", comunicaron seis partidos de la oposición en un comunicado el miércoles, “esto (la medida) solo demuestra que ya no se siente seguro ni siquiera en el sistema electoral que escribió para sí mismo”, continúa el comunicado.

Katalin Cseh, parlamentaria opositora y eurodiputada húngara.

Si es que la enmienda se convierte en ley, lo cual es muy posible que pase debido a la mayoría parlamentaria del gobierno, una persona soltera puede adoptar a un niño o niña solamente con un permiso especial del ministerio de Asuntos Familiares del país.

El parlamentario opositor Bernadett Szel manifestó en su página oficial de Facebook que el gobierno de Orban “desea pelear contra la comunidad LGBT, en vez de pelear contra el coronavirus”. Mientras que la legisladora Katalin Cseh del partido opositor Mometum aclaró que la medida es “una enmienda en contra de la ideología de género”.