Cáucaso Sur

El Tribunal de Estrasburgo aplica medidas cautelares a Turquía por el conflicto en Nagorno-Karabaj

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos aceptó la solicitud de Armenia para aplicar las medidas.
miércoles, 7 de octubre de 2020 · 04:15

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos urgió el martes, a Turquía y a todos los países implicados en el conflicto de la región Nagorno-Karabaj en el Cáucaso Sur a “abstenerse de todo acto que contribuya a vulnerar el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Los enfrentamientos entre Azerbaiyán y Armenia en la región, también conocida como República de Astraj comenzaron el pasado domingo 27 de septiembre. Debido a estos ataques, Armenia presentó ante la Corte Europea de Derechos Humanos ubicada en Estrasburgo, Francia, una demanda de medidas cautelares contra Turquía, país acusado de ayudar a fuerzas azeríes en los enfrentamientos armados. 

La sede del Tribunal Europeo de DDHH en Estrasburgo, Francia.

Por su parte, el país otomano criticó cualquier tipo de presunta participación en los enfrentamientos de la región o sus alrededores y rechazó las acusaciones asegurando que Armenia trata de crear “propaganda negativa” contra el país.

No sólo Armenia ha acusado a la nación euroasiática en intervenir en el conflicto ya que tanto el presidente de Francia, Emmanuel Macron y el mandatario de Siria, Bashar al-Assad declararon que Turquía envía yihadistas sirios a luchar en el conflicto en Nagorno-Karabaj.

Un edificio atacado en la capital de Nagorno-Karabaj, Stepanakert. 

Esta es la segunda ocasión en que el Tribunal ubicado en Estrasburgo acepta una demanda de parte de Armenia en este conflicto ya que hace una semana aceptó la misma medida, pero en contra de Azerbaiyán.

Estas medidas son las desobediencias por parte de Turquía y Azerbaiyán de derechos de la población civil en la región. El artículo 39 del Reglamento del Tribunal de Estrasburgo recoge las medidas cautelares y solo las aplican cuando los solicitantes están expuestos a un riesgo real de daño irreparable.

Una manifestación en Bakú, Azerbaiyán.

Ambos países se acusan mutuamente de atacar áreas pobladas de la región y algunas ajenas, ya entrando a ciudades tanto armenias como azeríes. 

Por su parte, este martes, Rusia hizo un llamado para que cesen los enfrentamientos en la zona, el gobierno ruso sostiene que Nagorno-Karabaj puede convertirse en un refugio de militantes islamistas que pueden ingresar a Rusia.