América Latina

El MAS gana las elecciones en Bolivia con más del 50 % de los votos

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, reconoció la victoria de Luis Arce.
lunes, 19 de octubre de 2020 · 08:53

Tras una nueva jornada cívica y una larga noche de espera en Bolivia, se dieron a conocer los primeros boca de urna ya que aún no se informaron los resultados oficiales.

No obstante, la presidenta de facto, Jeanine Áñez, pasada la medianoche, saludó a los candidatos a presidente y vicepresidente del Movimiento al Socialismo, Luis Arce y David Choquehuanca, por ser la fórmula que dirigirá los destinos de dicho país durante los próximos cuatro años.

Histórica imagen de Jeanine Áñez asumiendo el poder de la mano del ejército militar de Bolivia.

Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia.

Por su parte y a pesar de no tener los datos concretos, Arce salió a dar su mensaje tras la publicación de los bocas de urna, especialmente, el de la consultora Ciesmori, que lo dieron ganador en su país con el 52,4 % de los sufragios sobre el 31,5 % que habría obtenido Carlos Mesa.

Evo Morales Ayma junto con Luis Arce.

Muy agradecidos con el apoyo y confianza del pueblo boliviano. Recuperamos la democracia y retomaremos la estabilidad y la paz social. Unidos, con dignidad y soberanía.

En ese sentido, el portavoz del MAS, Sebastián Michel, señaló que las autoridades electorales debían llevar certidumbre por respeto a la voluntad de la ciudadanía de la nación latinoamericana.

Lo hemos hablado con muchos de los observadores. No entienden si es ineficiencia, si es el peor órgano electoral de América Latina o si son funcionales a una estrategia del Gobierno que pretende ganar dos o tres días para generar violencia y generar un espacio de poder militar para poner en vilo otra vez a la democracia.

Finalmente, el expresidente Evo Morales Ayma, que tuvo que renunciar por temor a consecuencias mayores, celebró desde su exilio en Buenos Aires, Argentina. Desde su entorno dejaron trascender que la intención de Morales era volver inmediatamente a Bolivia pero le aconsejaron esperar a la transición institucional para que estén todas las garantías dadas por su integridad.