América Latina

Escándalo en Bolivia: detienen a observadores argentinos que viajaron para las elecciones

A pocas horas de los comicios, temen fraude.
sábado, 17 de octubre de 2020 · 09:20

El domingo se celebrarán las votaciones en Bolivia en la que el pueblo podrá volver a elegir a sus representantes ya que, desde noviembre de 2019, quien dirige sus destinos es la presidenta de facto Jeanine Áñez Chávez.

Por lo tanto, tras un golpe de Estado, el Partido Movimiento al Socialismo se presenta en las urnas para retomar el poder y las encuestas lo dan ganador a su candidato, Luis Arce. En este contexto, una comitiva argentina viajó a dicho país para garantizar la trasparencia de la jornada electoral.

Federico Fagioli, diputado argentino.

Sin embargo, al llegar al aeropuerto de El Alto, en La Paz, capital de Bolivia, la policía detuvo y maltrató al diputado argentino Federico Fagioli. Rápidamente filmaron lo sucedido y lo denunciaron a través de las redes sociales para que se conozca el delito internacional al que la Administración Áñez estaba incurriendo.

El Gobierno argentino exige que el Gobierno de facto de Jeanine Áñez se haga responsable por la detención ilegal del diputado Federico Fagioli que viajó al Estado Plurinacional de Bolivia en carácter de veedor de las próximas elecciones.

Evo Morales Ayma junto con Alberto Fernández.

De esta manera, la Cancillería de Argentina se manifestó al respecto. Por su parte, el presidente Alberto Fernández también repudió lo sucedido y consideró que “es responsabilidad directa del Gobierno de facto de Ánez preservar la integridad de la delegación argentina”.

A su vez, el expresidente de la nación latinoamericana, Evo Morales Ayma, que se encuentra exiliado en Argentina, se sumó a los reclamos incansables contra los atropellos institucionales que lamentablemente suceden en su país.

Repudiamos acto bochornoso del Gobierno de facto contra el diputado, Federico Fagioli, Miembro de la Misión de Observación del Congreso Argentino para elecciones del domingo en Bolivia. Fue retenido ilegalmente y despojado de sus documentos a su llegada al aeropuerto de El Alto.

Finalmente, con este clima, se puede analizar desde dos perspectivas: ven una inminente victoria de Arce y, consecuentemente, deberán rendir cuentas por los delitos cometidos; o, por otro lado, buscan imponer miedo a los demás veedores internacionales para que lo piensen dos veces a la hora de denunciar maniobras fraudulentas. En definitiva, la institucionalidad en dicha nación se perdió hace casi un año.