Medio Oriente

Cinco países europeos condenaron la aprobación de nuevos establecimientos israelís en Cisjordania

A través de un comunicado, cinco naciones del continente aclararon que el aumento de viviendas en la zona pone en peligro la pacificación de la región.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 18:28

Cinco países europeos presentaron una declaración conjunta en la que condenan la aprobación de la construcción de nuevos asentamientos israelíes en Cisjordania, los cuales fueron anunciados el miércoles

Los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, España, Alemania, Italia y el Reino Unido redactaron una declaración común en la que indican:

La expansión de las colonias (en Cisjordania) desobedece el derecho internacional y pone aún más en peligro la viabilidad de una solución de dos Estados para dar una paz justa y duradera al conflicto palestino-israelí.  

Una sección de establecimientos israelís siendo construidos en Cisjordania.

El miércoles, autoridades del país hebreo aprobaron la construcción de más de 2.100 viviendas en la región palestina y el jueves elevó esta cifra de asentamientos a más de 3.000. 

Según la ONG israelí “Paz Ahora”, con estas nuevas aprobaciones, las construcciones de nuevos asentamientos hebreos en Cisjordania se elevaron a más de 12.100 en 2020, superando así el récord de 11.159 establecimientos construidos en 2012.

Un gráfico de la ONG "Paz Ahora".

El comunicado firmado por las potencias europeas también manifestó:

Pedimos que se ponga fin inmediatamente a la construcción de las colonias, como también a las expulsiones forzadas y la demolición de infraestructuras palestinas en Jerusalén Este y en Cisjordania.

Los funcionarios también indicaron que el hecho de planificar más asentamientos es un “movimiento contraproducente” hacia los esfuerzos pacíficos en la región , tras el anunció de “acuerdos de normalización de relaciones entre Israel, Emiratos Unidos y Bahréin”, firmados en agosto y septiembre.

El ministro de Exteriores de Arabia Saudita Faisal bin Farhan Al Saud con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. 

Además de estos estados árabes, Estados Unidos quien actúa como mediador en estos acuerdos bilaterales, instó a Arabia Saudita a normalizar sus relaciones con Israel. Sin embargo el país comandado por Mohamad bin Salman aclaró que su prioridad en la región es la pacificación en Cisjordania entre el país hebreo y la autoridad palestina.

La autoridad árabe reclama que toda la región les pertenece la cual fue invadida por Israel en 1967 y al construir establecimientos la población hebrea creció alrededor de 500.000 habitantes, dificultando así la meta independentista de Palestina.