Asia

El presidente de Kirguistán dimite para evitar una tragedia social

Las protestas no cesaron a pesar del nombramiento del primer ministro.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 09:22

El caos en las calles aledañas al Parlamento y la Casa de Gobierno de Kirguistán es una constante desde que se llevaron a cabo las elecciones legislativas y hubo acusaciones de fraude.

Ante este panorama, el presidente de dicho país, Sooronbai Jeenbekov, nombró un nuevo primer ministro, Sadir Jarapov, que asumió ayer para calmar los ánimos sociales.

Manifestantes ingresaron a la fuerza al Parlamento de Kirguistán.

Desgraciadamente, la agresión no remite y las demandas para mi dimisión inmediata continúan.

En consecuencia, el mandatario tomó la decisión de renunciar para evitar pérdidas irreparables, dado que “la situación sociopolítica en Bishkek”, la capital de la nación asiática, “sigue siendo tensa”.

Noches de tensión en Bishkek.

En ese sentido, reconoció que no quiere “quedar en la historia de Kirguistán como el presidente” que ordene a las fuerzas de seguridad actuar “contra sus ciudadanos”.   

Asimismo, antes de retirarse le aconsejó al nuevo primer ministro que “saquen a sus partidarios de la capital” porque, en el caso de querer ingresar a las instituciones del Estado nuevamente, la policía deberá “usar sus armas para proteger la residencia”. Una situación de la que no quiere ser responsable en su patria.

Ningún poder es más importante que la integridad de nuestro país y el acuerdo en la sociedad.

Finalmente, su renuncia se haría efectiva una vez que se lleven a cabo nuevamente los comicios que fueron anulados el 6 de octubre por la Comisión Electoral de Kirguistán.

Otras Noticias