Nueva predicción

Según Bill Gates, cuál es “la única forma” de superar la pandemia y volver a la normalidad

El estadounidense explicó su análisis en una entrevista.
lunes, 12 de octubre de 2020 · 09:52

El 2020 será recordado como un año atípico para todo el mundo, en el que sucedieron muchísimas cosas inesperadas. Y una de sus principales características fue la incertidumbre diaria y sobre el futuro inmediato. En este sentido, Bill Gates se destacó por intentar vaticinar posibles destinos.

De esta manera, el cofundador de Microsoft dialogó en el canal NBC News y, entre otras cosas, afirmó que las sociedades de los diferentes países podrán volver a una vida normal sólo cuando exista una vacuna “superefectiva”.

Bill Gates, cofundador de Microsoft.

Asimismo, el multimillonario hizo hincapié en la necesidad de una distribución equitativa e inteligente ya que, si las naciones más ricas acaparan las dosis del posible fármaco, no tendrá la misma eficacia.

En otras palabras, lo que el norteamericano argumentó fue que, para eliminar al virus, la mayor parte de las personas se deben vacunar. Es decir, en el caso hipotético de que los ciudadanos de un país reciban la inyección pero en otros territorios no, no se combatirá a la Covid-19.

Vacuna rusa, Sputnik V.

La única forma de volver completamente a la normalidad es obtener una vacuna que sea superefectiva y esté disponible para muchas personas. Esto acabará con la enfermedad a escala mundial.

A su vez, Gates señaló que, de acuerdo con los informes de los diferentes laboratorios en todo el planeta, estima que para fines de 2021 se podría aspirar a una vida como la prepandemia.

Al respecto, vale recordar que Rusia fue el primer país en registrar una vacuna contra el coronavirus en el mundo, la Sputnik V, y más de 40 naciones mostraron su interés en obtenerla.

Por su parte, las dosis desarrolladas por Pfizer y BioNTech y la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford son las principales candidatas de Occidente. En definitiva, Gates debería convencer a su compatriota y presidente, Donald Trump, que no piensa en una distribución equitativa.