Cáucaso Sur

Reportan nuevos ataques en Nagorno-Karabaj a pesar del acuerdo sobre el cese de hostilidades

Tanto Armenia como Azerbaiyán se culparon mutuamente por nuevos ataques producidos el domingo.
lunes, 12 de octubre de 2020 · 05:30

A pesar del alto a las hostilidades en la región de Nagorno-Karabaj, acordado el viernes por Armenia y Azerbaiyán con Rusia como mediador, más bombardeos fueron reportados tanto en la zona en disputa como en el interior del territorio Azerí el domingo.

Según autoridades de Azerbaiyán, un complejo de departamentos en la ciudad azerí de Ganyá, ubicada a 154 kilómetros de la capital de Nagorno-Karabaj, Stepanakert, ha sido destruido tras un ataque promovido por fuerzas militares armenias.

Rescatistas ingresan al complejo de departamentos en Ganyá, Azerbiayán tras el ataque del domingo.

En este ataque fallecieron siete personas y hubo una docena de heridos, sin embargo, el gobierno de Armenia calificó a los reportes cómo “una mentira absoluta” de parte de las autoridades azeríes. 

Por su parte, el ministerio de defensa de Armenia aclaró que fuerzas azerbaiyanas bombardearon el pueblo de Terter en Nagorno-Karabaj después del anuncio del cese de hostilidades. Además, autoridades de la región también reportaron algunos ataques en la capital de Stepanakert a través de drones militares.

Un edificio de la ciudad de Terter, Nagorno-Karabaj tras los últimos ataques.

Debido al retorno de los ataques en la región, el máximo representante de la Unión Europea con respecto a los Asuntos Exteriores, Josep Borell, manifestó mediante un comunicado publicado el domingo que “los informes de actividades militares continúan, incluso contra objetivos civiles, así cómo victimas civiles”.

Por su parte, el presidente de Nagorno-Karabaj Arayik Harutyunyan en conferencia de prensa el domingo dijo que “mientras los ataques continúan, no habrá intercambio de prisioneros” entre Armenia y Azerbaiyán, negando así una de las condiciones que se habían acordado en la reunión del viernes al declarar el alto a las hostilidades. 

El presidente de Nagorno-Karabaj Arayik Harutyunyan en conferencia de prensa el domingo.

Desde la irrupción de los enfrentamientos del pasado domingo 27 de septiembre, más de 300 personas entre civiles y militares fallecieron en la región así cómo en Armenia y en Azerbaiyán.

Además alrededor de 70.000 ciudadanos de Nagorno-Karabaj, casi la mitad de la población, han sido desplazados por los continuos ataques en el territorio.