América Latina

El Gobierno mexicano retira la estatua de Colón para preservarla de posibles ataques

La disputa se generó por el Día de la Hispanidad.
lunes, 12 de octubre de 2020 · 13:36

Como marca la historia, el 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón desembarcó en tierras americanas. Ese punto no está en discusión sino desde qué perspectiva se lo aborda y México es un exponente de un cambio de paradigma.

En este sentido, en España se festeja el Día de la Hispanidad pero en muchos países latinoamericanos cuestionan la fecha, hasta incluso la celebración con el hashtag #NadaQueCelebrar.

La estatua había sido intervenida.

Al respecto, la visión histórica se centró en la “llegada” o “descubrimiento” de América. Entonces, la propuesta consiste en cambiar el eje y cuestionar el enfoque: si ya había personas habitando esas tierras, ¿se puede hablar de descubrimiento? Si hubiese sido al revés, es decir, de los americanos a los europeos, ¿se llamaría “conquista” o “invasión”?

Con este panorama, algunos grupos más radicalizados en dicha nación latinoamericana impulsaron una movilización a través de las redes sociales con la consigna #LoVamosADerribar, en relación con un monumento a Colón en la Ciudad de México.

El monumento a Colón en el Paseo de la Reforma de México antes de ser retirada.

Por eso, como respuesta del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para calmar las diferencias y que los reclamos sean por vías pacíficas, retiraron la estatua la principal avenida del país.

De esta manera, fuentes oficiales indicaron que fue “para restaurarla en profundidad”, quitándole importancia a la marcha convocada. Sin embargo, por las recientes declaraciones del presidente de la nación mexicana se podría caer en la tentación de asociar ambos sucesos.  

En tanto, vale recordar que esta acción se da en el mismo día que López Obrador le envió una carta al Papa Francisco, en nombre del pueblo de México, pidiéndole que la Iglesia Católica se disculpe por las invasiones en América.

Finalmente, agrupaciones que defienden los Derechos Humanos y a los pueblos originarios impulsan una petición para que retiren todos los monumentos similares del país.