¿La más beneficiada?

Sale a la luz qué se llevó cada ser querido de Rocío Jurado tras la repartija de su herencia

"La Más Grande" sorprendió a su familia aún después de fallecida.
miércoles, 8 de septiembre de 2021 · 04:00

Las novedades en torno al clan Jurado no cesan en la palestra de los medios de comunicación desde que Rocío Carrasco decidiera revelar en "Sálvame" que su segundo documental biográfico, "En el nombre de Rocío", se centrará en la familia de Rocío Jurado.

Es decir, la colaboradora de televisión planea desenmascarar a los Mohedano-Ortega Cano y explicar por qué se apartó de los seres más queridos de la cantante de copla andaluza tras la lectura de las últimas voluntades de su madre.

A partir de ese día, con mi familia termina explotando. Cada uno termina por un sitio, algunos juntos y otros por nuestro camino.

Rocío Carrasco durante una de las intervenciones de "Sálvame" tras regresar de sus vacaciones estivales.

Tras estas palabras, la esposa de Fidel Albiac señala que aquel 27 de junio de 2006, fecha en la que se conoce qué se llevó cada uno en la repartija de la herencia de "La Más Grande", "estábamos los que teníamos que estar", dijo. Aunque después se corrigió al aire y remarcó tajante: "Tampoco es los que teníamos que estar porque tendría que estar su hermano, su hermana, su marido y yo".

¿La razón de esto último? Según ha podido averiguar "Look", el patrimonio de "La Insuperable" se cifró en unos 7 millones de euros y fue revocado por ella antes de viajar a Houston para tratarse del cáncer que padecía, pues terminó falleciendo el 1 de junio de 2006 a causa de esta terrible enfermedad.

"La Jurado" nombró como albacea a su abogada y amiga, Ana Iglesias, quien posteriormente a su muerte se encargó de anunciar cómo quedaría exactamente el reparto de sus bienes y para hacer cumplir su última voluntad. "Un tercio del total de la herencia correspondía a sus tres hijos: Gloria Camila, José Fernando y Rocío Carrasco", comenzó el medio citado.

Del cajón de los recuerdos: Rocío Jurado junto a sus hijos, esposo, yerno y nieta mayor.

Sin embargo, el diario no tardó en indicar que la exesposa de Antonio David Flores se convertiría en la heredera universal, "en detrimento de José Ortega Cano, a quién le negó la cuota viudal, y de los dos hijos adoptivos del matrimonio", continuó la publicación. ¡OMG!

En efecto, podemos afirmar que la primogénita de "La Chipionera" era la gran beneficiada en el testamento que su progenitora dejó por escrito junto a una serie de documentos inéditos y manuscritos. ¡Sí, posiblemente aquí están algunas de las pruebas que ostenta tener la tertuliana!

El tercio de mejora fue a parar a Rociíto, que heredaba cuatro novenas partes del patrimonio de su difunta madre.

Madre e hija durante un acto público.

Pero eso no es todo. Si bien Rocío Carrasco obtuvo la totalidad de los inmuebles que su mamá tenía en el extranjero, las joyas y objetos de gran valor, como así también los derechos audiovisuales de canciones y películas, el tercio de libre disposición recayó en los hermanos, ahijado y secretario personal de "La Niña de los Premios", Juan de la Rosa.

A ellos les legó las naves industriales que compró en San Sebastián de los Reyes (Madrid), la finca 'Los Naranjos', la mansión 'Mi abuela Rocio' y un dúplex en Chipiona.

Los Mohedano-Ortega Cano en el homenaje a la artista de boleros y baladas románticas por su quinceavo aniversario de fallecida en Chipiona.

Finalmente, destacamos que el periódico hace especial hincapié en lo que Rocío Jurado le dejó a su viudo, el diestro nacido en Cartagena, quien a decir verdad sería el más afectado en la repartija porque solo consiguió la ganadería de toros de lidia que compraron cuando ya estaban casados en 1997.

"Yo no conocía el testamento, ni nadie. Yo no hablé nunca con Rocío de eso, me negaba totalmente a hablarlo con ella. Yo creo que Rocío habrá tenido sus motivos para decidir poner en venta la casa en la que vivíamos, yo respeto muchísimo su decisión, su voluntad, para mí lo ha hecho perfecto y lo ha hecho pensándolo mucho y muy consciente y acertadamente", declaró José Ortega Cano a Inés Ballester tiempo después.