TRÁGICO

Los últimos hechos alrededor de la Reina Sofía que nos hacen lamentarnos por su situación actual

Para la exmonarca no queda otro remedio: unas son de cal y otras son de arena, pero ella sigue siendo una reina.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 14:30

Una monarca auténtica no debe bajo ningún concepto abandonar su deber incluso en los peores momentos y la Reina Sofía lo sabe. Es por ello que durante estas últimas semanas debió afrontar algunos compromisos ineludibles, tanto personales como institucionales, que sinceramente nadie habría podido hacer en su lugar.

La primera y más comprometida de estas obligaciones, unió los mundos de la Reina Sofía: su gran amiga desde la juventud, Marie de Liechtenstein falleció a finales del mes de agosto, hecho que definitivamente zanjó sus tranquilas vacaciones en Palma de Mallorca. La emérita fue la representante de la Corona española ante el pequeño Principado, y allí la vimos en la catedral de Vaduz junto a Carolina de Mónaco, para dar un último adiós a la Consorte del Príncipe Hans Adam II. Así lo reflejó la revista "Hola".

La Reina Sofía no podía dejar de acudir al último adiós de Marie de Liechtenstein.

Superada esta cita infaltable y dolorosa para el ánimo de la esposa del Rey Felipe, al menos una celebración compensó este trago amargo: contrario a lo que se especuló en un principio, la Reina Sofia sí acudió al cumpleaños de Ana María de Grecia, esposa de su hermano, el Rey Constantino. En esta ocasión, no podía faltar la Princesa Irene como leal compañía en tiempos difíciles.

Si vemos las fotografías oficiales de este festejo, la Reina Sofía no apareció en ninguna. Por motivos de respeto hacia el fallecimiento de su amiga, la gran Marie de Liechtenstein, y cierto "tema pendiente" del que hablaremos seguidamente, es posible que la esposa del Rey Juan Carlos decidiera pasar la ocasión de inmortalizar en instantáneas su presencia en Puerto Heli, lugar de residencia de los reyes helenos.

A pesar de que mucho se dudó de su presencia, la Reina Sofía no pudo dejar de asistir a esta celebración.

En referencia a ese tema del que hablamos anteriormente se encuentra la ocasión de la despedida entre la Reina Sofía y su nieta, la Princesa Leonor, quien por esos días todavía no se había embarcado en dirección a Gales. Se presume que para esas fechas, aprovechando sus últimos días de vacaciones, la heredera y su familia decidieron pasar algunos días en el Reino Unido, a modo de periodo de adaptación antes de comenzar su nuevo año escolar en el Atlantic College.

La ausencia de la Reina Sofía en el Aeropuerto Internacional de Barajas este lunes pasado fue motivo de algunas especulaciones: hay quienes aseguran que esto se debió a algún tipo de imposición por parte de la Reina Letizia para evitar cualquier escena de emotividad exacerbada y algunos medios, como el antes citado, señalan que está despedida entre la abuela y la nieta se gestó con varios días de anterioridad y arropadas en la privacidad familiar.

Se presume que la salida de la  Reina Sofía con la familia real obedeció a otras razones, más allá de una simple cena familiar.

Tomando en cuenta el constante movimiento de la Reina Sofía entre España, Grecia, y el Principado austríaco; tal vez haya sido imposible que los tiempos de la Princesa Leonor y su abuela coincidieran. Entonces, ¿en qué oportunidad pudieron darse un último abrazo por los próximos dos años?

Como una aproximación, se estima que la última despedida entre ambas se suscitó cuando la familia se encontraba reunida en Palma de Mallorca, y aquella cena familiar que pudimos observar cuando el clan se dirigió al popular restaurante "Ola de Mar", funcionó como una suerte de velada familiar para cerrar el ciclo. Así le ha tocado a la Reina Sofía, estar para su familia en unas y en otras simplemente contar seis pasos hacia atrás.