INSOSPECHADO

La Reina Letizia se sacude al Rey Felipe y ahora es ella quien sale de incógnito fuera de Zarzuela

Ya sabemos dónde estuvo la Monarca y hacemos reconteo de todas las veces que ha salido furtivamente "a tomar aire".
jueves, 30 de septiembre de 2021 · 06:00

Para bien o para mal, la Reina Letizia siempre logra captar la atención adonde quiera que va. Ya sea por sus discursos elaborados con alta precisión y excelencia, sus bien pensados estilismos o lo que esconde detrás de su lenguaje no verbal, nada pasa inadvertido ante los ojos de la prensa a menos que ella decida lo contrario.

Es así. Con el paso de los años, si algo ha sabido refinar la Monarca entre una que otra apreciable planificación estratégica, es el fino arte de desvanecerse del espectro de los medios en más de una oportunidad, aunque aún no ha llegado al nivel máximo de sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina, pero sí que ha logrado sorprendernos con sus salidas incógnitas desde sus días como Princesa de Asturias hasta ahora, y con esto nos referimos al pasado 25 de septiembre, última vez en la que fue captada en la Feria del Libro.

La Reina Letizia no pierde oportunidad para escaparse algunas horas de Zarzuela y reaparecer en cualquier punto de la ciudad.

Los portales "Jaleos" y "Vanitatis" fueron de los primeros medios en reportar que días después de que la Reina Letizia acudiera en calidad de invitada especial a la mencionada feria en el parque del Retiro en Madrid, la Soberana regresó, pero esta vez en plan de paisano, con vaqueros, unos lentes XXL de su firma fetiche, Carolina Herrera, y con una mascarilla, que hoy con su uso masivo facilita mucho más sus intenciones de apartarse de La Zarzuela al menos por una tarde.

Por supuesto, nadie en el lugar la reconoció, pero algunas cámaras expertas en registrar cada uno de sus movimientos, la encontraron caminando entre los stands de libros, curioseando entre los títulos, y según se dio a conocer, la Reina Letizia optó por llevar dos ejemplares del nuevo libro que sacó el cineasta Rodrigo Cortés.

A veces, algunas de las capturas no son efectuadas por  los medios sino por sorprendidos transeúntes que tienen la oportunidad de toparse con la Reina Letizia.

Pero no sería la primera vez que la Monarca incursiona en estas salidas en solitario ni menos que menos cuando de temas literarios y culturales se trata. A la Reina Letizia se le ha visto incluso en conciertos junto al Rey Felipe y algunos amigos en plan de marcha, e incluso en su ánimo por comprar algunas prendas, hasta le ha tocado pasar madrugonazo para ser de las primeras clientas en acceder a las tiendas de la marca "Zara" en tiempos de rebaja. Sí, la Reina de España también hace filas.

Pero los mejores tiempos de la Reina Letizia, cuando lideraba en el deporte propio de los royals, el "escapismo", era en sus días como Princesa de Asturias. En más de una ocasión incluso arrastró al Rey Felipe a estas aventuras, la mayoría de ellas en horas de la noche. Las razones podrían ser de lo más diversas: alguna cita divertida, quedar con los amigos para actualizarse un poco o simples ganas de salir y dejarse sorprender por la vida nocturna de la ciudad.

Hubo ocasiones en las que Reina Letizia fue captada hasta comiendo semillas junto al personal de seguridad a plena luz del día.

Eran aquellos días que no volverán, en los que la Reina Letizia no era "abstemia", y la pareja real se encontraba en sus primeros años de matrimonio, sin princesitas a la vista, con menos responsabilidades que las que tienen ahora que asumieron el trono de España y, por supuesto, con unos añitos menos. Por supuesto, queda de más decir que una vez entronizados y siendo padres de Leonor y Sofía, estos planes se habrán reducido al mínimo.

De vuelta al 2021, la Reina Letizia retoma el ritmo, que ya venía marcado por un 2020 de restricciones y pandemia y vuelve al ruedo. Para la prensa, el tema no es saber que se escapa furtivamente de la vista de todos, el reto consiste en saber cuándo y hacia dónde se dirigirá en una próxima oportunidad. Hasta ese entonces, esperaremos con mucha paciencia y expectativa, cuando la Soberana vuelva a sorprender con uno de esos hábitos que al día de hoy ya considerábamos perdidos.