Se cansó

La determinante decisión que tomó Ana María Aldón por la salud de José Fernando

La mujer de Ortega Cano cuida la privacidad de la familia.
miércoles, 29 de septiembre de 2021 · 12:40

Ana María Aldón es la mujer que acompaña y apoya desde hace años a Ortega Cano, quien no está pasando por un buen momento. La diseñadora se cansó de estar a la sombra de su marido y comenzó a construir su propio camino. Participó en “Supervivientes” y se convirtió en colaboradora de televisión. Como portavoz de la familia, tomó una determinante decisión en relación a José Fernando.

Los medios no dejan de hacerle preguntas sobre el hijo de Rocío Jurado, quien se encuentra en una clínica psiquiátrica desde hace años, pero ella se llama a silencio. Ana María Aldón se puso una mordaza para no hablar de la salud del joven colombiano. Desde hace meses que la familia espera que José Fernando abandone el centro. 

José Fernando continúa en la clínica psiquiátrica.

Ana María Aldón no tiene problema en hablar sobre la salud de su marido, a quien cuida y acompaña en todo momento, o de otros temas de su vida privada. Parece que el hijo del torero y de Rocío Jurado es su límite. La colaboradora sabe cómo llamarse a silencio e ignorar a los medios.

Ana María Aldón tiene mucho carácter, puede defenderse y ubicar en su lugar a los reporteros, es una gran portavoz de la familia. El clan Ortega Cano es muy discreto, no suele hablar con los medios, tal vez es por eso que le pidieron a la diseñadora que no respondiera preguntas sobre el colombiano.

Ana María Aldón se llama a silencio y no habla sobre el hijo de Ortega Cano.

La mujer de José Ortega Cano no quiere tener problemas ni ser la culpable de ningún escándalo. Respeta la privacidad de José Fernando, el hijo de su pareja, quien se encuentra desde hace casi cinco años viviendo en una clínica psiquiátrica, donde trata sus problemas emocionales y de adicción. 

Ana María Aldón no dejó solo en ningún momento a su marido, quien estuvo con muchos problemas de salud en el último tiempo. Hace unos meses, el torero fue intervenido quirúrgicamente de urgencia debido a un problema cardíaco y su mujer lo cuidó y ayudó a salir adelante.