DESAFIANTE

Ni banderitas ni trajes típicos: la Princesa Leonor no puede integrarse del todo en su colegio galés

Un solo elemento le impide a la heredera soltarse del todo, la corona.
martes, 28 de septiembre de 2021 · 04:00

Para tener un gran desempeño en su paso por el UWC Atlantic College, las excelentes calificaciones no serían suficientes para la Princesa Leonor. La integración a otras culturas y el compartir escenarios en diferentes actividades junto a sus compañeros de clase son otro requerimiento indispensable que debería poder disfrutar al máximo.

Con un gran pensum escolar, de los más vanguardistas de la educación elitista a nivel mundial, y la congregación de hasta 90 nacionalidades en un mismo espacio, es seguro que la Princesa Leonor tendrá excelentes experiencias que enriquecerán su formación, pero, para ello, si realmente desea ser parte tiene que soltarse un poco o, de hecho, debería olvidar por unos meses su realidad en España y, si se permite el término, vivir un poquito como adolescente.

La Princesa Leonor tiene la oportunidad única de vivir muy gratas vivencias que atesorará de por vida.

Esto viene por lo que sigue: el sitio "Yahoo.es" expuso todos los pormenores de una nueva actividad, tan educativa como lúdica, que parte de la clase de fotografía, en la que deben practicar lo aprendido en clases junto a sus compañeros, ya sea frente o detrás de cámaras, así que tuvieron la original idea de desarrollar una sesión de fotos para cumplir con el trabajo de clases y divertirse al mismo tiempo.

Como la temática escogida tiene que ver con la integración, muchos de los alumnos, que entre sus maletas llevaron las banderas representativas de sus respectivos países, aprovecharon la coyuntura para ataviarse con algunos trajes típicos. El resultado fue mejor de lo esperado y la creatividad se desbordó entre todos los alumnos.

Hasta ahora, no se sabe si la Princesa Leonor o su par, la Princesa Alexia, se han animado a participar en algunas de las actividades lúdicas de este colegio.

A todas estas, ¿cómo quedó la participación de la Princesa Leonor en todo este proyecto escolar? Hasta ahora nada trasciende. Ni en su caso, ni en el de su par holandesa, la Princesa Alexia de Holanda, no se sabe si se animaron a posar frente a las cámaras o a trajearse con algún vestido tradicional y lo más probable es que no. Sinceramente nos cuesta mucho imaginarnos a la heredera vestida de flamenca y con peineta; es un no definitivo que podría tener que ver con sus obligaciones y el papel que representan fuera del colegio galés.

Mientras que la duda sobre la participación de la Princesa Leonor permanece, y no se sabe si algún otro estudiante español sacó la cara por España en este encuentro, de lo que el portal referido sí que tiene constancia es que Países Bajos, cuna de la Princesa Alexia, sí contó con sus abanderados, que vistieron de naranja, tono representativo del país, mientras que una de las chicas llevó una camisa en cuyo diseño tenía plasmada la mundialmente famosa cerveza Heineken.

La Princesa Leonor regresará pronto a España. ¿Qué historias traerá para contar a su querida hermana Sofía?

Por supuesto, hubo otros acercamientos culturales de gran interés y así lo reporta "yahoo.es". Un joven proveniente de Vietnam mostró con sentido orgullo su traje Áo dài; mientras que otra joven, Mariam, que vino desde Palestina, quiso compartir con sus compañeros una túnica que lleva bordados diseños muy tradicionales que elaboran con orgullo  las mujeres de este país; y como dato curioso, se dio la sinergia entre dos chicos estudiantes de Bangladesh, Sumaiya y Zayer, quienes decidieron hacer equipo al conocer que venían del mismo país y posaron juntos para ser captados por el resto.

Independientemente de ello, no podríamos dudar de que la Princesa Leonor se lo está pasando en grande, entre nuevos amigos, mil formas de ver la vida desde estas edades y aprendiendo muchísimo entre responsabilidades y materias que seguramente no podría cursar en el cole de los Rosales. Cuando falta un mes para su posible regreso a España, es muy posible que, entre sus maletas, también traiga fantásticas experiencias consigo que podrá compartir con su familia y amigos, que de seguro la extrañan un montón.