Nula exposición mediática

Lola Orellana, la hija de Rosario Flores, se diferencia del clan y vive en total hermetismo

La nieta de Lola Flores llamó poderosamente la atención tras su última aparición pública.
viernes, 24 de septiembre de 2021 · 06:00

Como es de público conocimiento, el pasado fin de semana el clan Flores celebró por todo lo alto la unión en matrimonio de Elena Furiase y Gonzalo Sierra dándose cita en la finca Dehesa de Montenmedio situada en Vejer de la Frontera, Cádiz. 

Allí, los seres más queridos de los flamantes novios se reunieron para celebrar el amor de estos y el miembro más desconocido de la familia, Lola Orellana, no pudo evitar que la prensa rosa se enfocara completamente en su presencia.

La primogénita de Rosario Flores siempre trató de mantenerse lejos de la exposición mediática, viviendo en total hermetismo y, por esta razón, se diferencia mucho de los otros integrantes que conforman uno de los clanes más famosos de España, el clan Flores.

Alba Flores, Lola Orellana y Lolita Flores en el casamiento de Elena Furiase y Gonzalo Sierra.

Sin embargo, es un hecho que su última aparición pública trajo consigo una enorme cantidad de titulares en su honor y, a raíz de esto, podemos decir que los ojos de los followers que posee esta querida familia española también estuvieron puestos en ella.

Si bien la nieta de la gran Lola Flores intentó mantenerse en un segundo plano para dar todo el protagonismo a los recién casados, el afán que tenían los seguidores de esta famosa saga de artistas por saber más de su vida privada fue mayor que su propósito.

Tal y como podemos observar en el vídeo superior, la hija mayor de Rosario Flores acaparó todas las miradas por ser ese miembro que lleva el arte en sus venas, porque es una apasionada del dibujo y de la guitarra, pero que vive a su manera y sin necesidad de destacarse públicamente como sus familiares.

Finalmente, son muchas las aficiones y gustos que tiene Lola Orellana aunque se mantenga al margen de los medios de comunicación, de hecho, es algo que su madre agradece y lo dejó en claro en una entrevista que brindó a principios de este año. "Si de algo estoy orgullosa es porque a mis hijos no los conoce nadie", comenzó Rosarillo.

Ser famosa te marca y para mí sería muy egoísta hacerlos a ellos famosos. Mi hija, por ejemplo, ahora está trabajando en cine. Puede trabajar de lo que quiera porque no la conoce nadie. Yo no he sido libre nunca.