EXCLUSIVA

La foto más reciente de Charlène de Mónaco que remarca las sospechas de un "pronóstico reservado"

La Princesa está activa en redes sociales, pero hasta que no muestre su rostro, todo queda igual.
viernes, 24 de septiembre de 2021 · 05:00

Despues de un inquietante silencio por más de una semana, Charlène de Mónaco vuelve a la carga y publica una nueva foto, que si bien nos indica que sigue activa en redes sociales como Instagram, también nos deja exactamente como al principio: sin ningún adelanto que permita esclarecer cómo va su estado de salud.

Charlène de Mónaco entiende que en estos meses se ha vuelto el centro de la atención mediática internacional, así que tímidamente postea alguna que otra fotografía en su perfil de la red social de la camarita, pero que no permita mostrar alguna foto en la que ella protagonice. Tal vez lo prefiera así a modo de no causar más revuelo del debido.

Charlène de Mónaco resurge del silencio, pero su cuadro de salud sigue siendo un misterio.

Esta vez una nueva instantánea surge, pero para su disgusto se vuelve viral, y precisamente no por las razones que la Princesa esperaba, sino porque en sí misma le recuerda a sus seguidores y detractores la causa que la ha hecho permanecer forzadamente en Sudáfrica, su país natal, desde hace varios meses.

Este miércoles fue el Día Internacional del Rinoceronte y Charlène de Mónaco dedicó uno de sus últimos posteos a aliarse, a través de su intervención, con la loable causa por la defensa de esta especie, utilizando su usuario como portal para la campaña "Rhino Horn Not Cool", que traducido sería algo similar a "El cuerno de rinoceronte no mola". Así lo ha recogido "Vanitatis".

 Charlène de Mónaco apoya una labor que intenta detener la desaparición de los rinocerontes en Sudáfrica.

Si prestamos atención a este noble proyecto, podemos entender por qué Charlène de Mónaco se encuentra tan involucrada: la caza indiscriminada de estos animales mueve un mercado ilegal en el que un solo cuerno podría costar casi 100 mil dólares. La población en estado salvaje peligra año tras año y los conservacionistas han optado por intervenir, cortando esta parte de su cuerpo bajo sedación para no resultar atractivos a los cazadores furtivos. Esta práctica trajo severas críticas, pero ante la desesperación de los grupos ambientalistas por detener las bajas, este es el camino que queda.

Es así que pudimos apreciar una réplica de la campaña "Rhino Horn Not Cool" en el Instagram de Charlène de Mónaco. La idea tras esta publicación es ayudar a visibilizar esta labor y recaudar la mayor cantidad de donativos posibles y algunos patrocinantes que puedan ayudar a mantener el espíritu vivo de esta iniciativa.

La nueva imagen en el perfil de IG de Charlène de Mónaco.

Esta vez, la sudafricana prefiere no prestar su imagen para este proyecto y con justa razón, considerando la ola de críticas que recibió tras participar en una campaña anterior donde se la ve en una foto a blanco y negro, vestida con ropas y elementos tribales. Tan fuerte fue la ola de indignación que hasta su sentido de la maternidad quedó en entredicho, pues muchos aseguraron que prefería "salvar al mundo" que criar a sus hijos, los pequeños mellizos Jacques y Gabriella, de 6 años de edad.

Pasada aquella controversia, es viable que Charlène de Mónaco, quien atraviesa lo que parece ser un proceso de recuperación definitiva tras someterse a una segunda intervención quirúrgica, prefiera dedicarse a sanar por completo, pues espera cumplir con su propia expectativa de volver al Principado monegasco durante el próximo mes de octubre para reunirse con su familia.