EXCLUSIVA

La reina Sofía dispuesta a no quedarse en Zarzuela: dónde está la emérita y por qué se fue de Madrid

Si Casa Real no contempla planes para la emérita, ella tiene su propio plan de ruta.
lunes, 20 de septiembre de 2021 · 06:00

Con tan solo una actividad prevista para esta semana de representación a la Corona, la reina Sofía tiene mucho más tiempo disponible para acercarse a todas esas causas que la apasionan, especialmente si estas abarcan su interés por el impacto ambiental positivo a través de acciones viables para proteger a la naturaleza y las especies. Es por ello que el sábado, en conmemoración por el Día Internacional de la Limpieza de Playas, la emérita asistió a la jornada anual de recolección de desechos de los grupos conservacionistas SEO/BirdLife en la playa de la Almadraba en Alicante.

Ni corta ni perezosa, la reina Sofía regresa al mar para unirse a las campañas de conservación de la vida marina.

Para ello, la reina Sofía se enfundó en ropa cómoda y de campaña para hacer frente a la jornada que tenía por delante: camisa blanca de la marca Columbia, pantalón en tono verde militar y botas de montaña de la firma Merrell, no faltó su mascarilla y, por supuesto, se armó con varias bolsas amarillas y guantes protectores. Admirable resultó verla en estas faenas a sus 82 años, muy contenta y a paso firme por este circuito playero.

Como todos los años, los participantes se organizaron en varios grupos para desvincular de estos espacios la mayor cantidad de "basuraleza", término acuñado para los desechos de uso humano que han sido arrojados y olvidados en los diversos ecosistemas naturales, que sin duda pueden resultar un verdadero peligro para muchas especies de la fauna local y traer graves consecuencias para las especies marinas.

Los turistas presentes pudieron conversar con la reina Sofía y sumarse a la actividad de recolección de "basuraleza".

La reina Sofía, quien en ediciones anteriores ha dado claras demostraciones de una excelente condición física para ejecutar estos trabajos que se prolongan por varias horas consecutivas, también tuvo la oportunidad de intercambiar algunas palabras con los voluntarios de Cruz Roja que lideran el Proyecto Libera, pudo observar de cerca el trabajo de la Red de Vigilantes Marinos y los nuevos avances en los que trabaja el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con la activación de varias apps que recogen importante información sobre los alcances de estas iniciativas.

Para la reina Sofía el amor y compromiso por este tipo de actividades data de los invalorables recuerdos de su niñez en Grecia, cuando habitaba junto a su familia el icónico palacio de Tatoi, rodeada de la naturaleza y las especies animales que habitaban la zona. Hoy se revaloriza en su esfuerzo por lograr a través de su ejemplo que estas campañas se visualicen al máximo y sumen cada vez más personas interesadas por integrarse.

Los bañistas no daban crédito al ver a la reina Sofía encabezar esta actividad en la zona.

Hoy en día, la querida emérita es una gran defensora del medioambiente y no duda en prestar su imagen y todos los esfuerzos posibles para trabajar codo a codo con estas organizaciones proambientales. Otra campaña a la que siempre se suma y con gran éxito tiene que ver con la lucha por la recuperación de la población de tortugas, con la Fundación Palma Aquarium en Baleares. (Con información de la revista Vanity Fair).