ESCÁNDALO

Graves denuncias esperan a Charlène de Mónaco en el Principado por sobreprotección y maltrato

La Princesa deberá explicar algunos asuntos y la opinión pública se enfurece.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 06:00

Sobre Charlène de Mónaco recaen ciertas dudas que hasta ahora no se han esclarecido del todo, y la persona responsable de sembrar la sospecha ha sido ni más ni menos que la exnovia del Príncipe Alberto, Nicole Coste. Nadie sabe qué intención puede esconder detrás, pero la jugada fue sencillamente maestra.

La escandalosa revista "Paris Match" tuvo la exclusiva. En ausencia de la propia Charlène de Mónaco de suelo monegasco, la exazafata de Air France dejó caer una explosiva anécdota sobre un posible caso de maltrato orquestado por la Princesa cuando el joven Alexandre Coste tenía apenas 7 años. En esta tertulia, la mujer acusó a la sudafricana de humillar a su hijo al movilizar su habitación asignada en la Casa Grimaldi al área de los empleados cuando el Príncipe Alberto se ausentaba por motivos de trabajo.

Charlène de Mónaco tendrá algunos problemas que resolver cuando regrese al Principado, si es que lo hace.

Esto sin duda sentó un precedente alarmante. El supuesto modus operandi de Charlène de Mónaco estaría motivado por los celos, pues mientras ella intentaba infructuosamente concebir a un heredero, el Príncipe Alberto había traído al mundo con dos mujeres distintas a su primogénita Jazmín Grace y al segundo hijo, Alexandre Coste. Para la Princesa, el quiebre producto de las presiones en lo interno del Principado por garantizar la prosecución de la institución, le habría hecho reaccionar contra un niño, inocente de todo lo que ocurría a su alrededor.

Extrañamente, no ha sido Charlène de Mónaco quien ha salido al paso de estas crueles declaraciones, sino una fuente anónima, cercana a la pareja real, dispuesta a defender a Charlène con las mismas armas de la togolesa, es decir, a través de los medios, y esta vez fue la revista People, quien tuvo la exclusiva.

Se cree que Nicole Coste intenta boicotear a Charlène de Mónaco como estrategia para posicionar a su hijo frente a los Grimaldi y Casa Real.

Esta persona no identificada considera a la esposa del Príncipe Alberto incapaz de maltratar psicológicamente a un infante, aunque su relación con el padre o representante de este sea tensa o inexistente. Además, señaló que, contrario a estas opiniones que considera difamatorias, fue siempre Charlène de Mónaco "la que intentaba mantener unida a toda la familia. Para los niños, la Princesa es una especie de heroína".

Resulta curioso y hasta improbable este señalamiento. Si bien no se cree que Charlène de Mónaco fuera capaz de actuar como una verdadera bruja malvada contra el entonces pequeño Alexandre, a riesgo de enfrentarse con el Grimaldi, tampoco se creería que quisiera tener a los hijos ilegítimos revoloteando a su alrededor, tomando en cuenta que ella misma deseaba concebir y digamos que tener a la ex de su esposo presumiendo al pequeño frente a ella, no debió ser muy agradable. Pero de allí a confinar a un niño al ala de los empleados, tan solo para enviarle un mensaje tácito a la madre, ¿no sería demasiado?

Charlène de Mónaco se mantiene apartada de su familia, y en realidad esto le dolería más que los señalamientos que hoy pesan sobre ella.

Por supuesto que, ante ello, la fuente salvadora de los intereses de Charlène de Mónaco cree que la Princesa siempre fue bastante incomprendida. Ahora que es madre de los dos pequeños príncipes Jacques y Gabriella, su atención se enfocó tanto en ellos que sus prioridades cambiaron por completo: "Ella es increíblemente protectora con los niños. Se ve a sí misma como la protectora de los herederos, y no como la Princesa de Mónaco". Sin embargo, incluso se ha expuesto por varios conocidos que el joven Alexandre tiene relación cercana con sus hermanitos. ¿En realidad están tan aislados los mundos como se pretende creer?

Por ahora, la Princesa Charlène de Mónaco solo desea regresar al Principado y retomar su vida. Conociendo su proceder característico, no creemos que responda ante estas acusaciones cuando en sus necesidades hay temas más apremiantes como regresar a casa y reunirse nuevamente con su familia.