VERGONZOSO

El peor "dolor de pecho" que atravesó la Infanta Elena después de varios días de ausencia

A la primogénita del Rey Juan Carlos solamente le queda la huida.
viernes, 17 de septiembre de 2021 · 04:00

La Infanta Elena definitivamente ha tenido días mejores en lo que a lo deportivo se refiere, y no es de extrañar si durante los últimos meses, sus vacaciones estuvieron bastante movidas y, en diferentes locaciones, con el objetivo fijo de no estar ausente para los miembros de su familia: estuvo en Abu Dabi con su padre, el Rey Juan Carlos, pasó por las costas vascas de Bidart para estar unos días con su hermana, la Infanta Cristina y su cuñado Iñaki Urdangarin, y finalizó en su adorada Palma de Mallorca, dónde acompañó a la Reina Sofía en medio de la dolorosa partida de su gran amiga Marie de Liechtenstein, a quien acompañó en sus exequias de Estado como pudimos ver en aquellos días.

La Infanta Elena decidió regresar al mar, donde deja fluir todas sus tensiones.

Una vez cumplidas sus obligaciones familiares, la Infanta Elena se propuso dedicar un buen tiempo de calidad para unirse a varias actividades enlazadas a las competiciones. Allí pudimos conocer que la Duquesa desembarcó en la comunidad gallega de Sanxenxo para asistir a la segunda jornada de regatas del "Xacobeo 6mR Europeans", evento que se desarrolló en en el Real Club Náutico. (Con información del diario Informalia)

Para la Infanta Elena, el poder reencontrarse con algunas amistades que comparte con su padre, ha sido simplemente un bálsamo para el alma. Allí estuvo, por ejemplo, Pedro Campos, el orgulloso dueño de la embarcación "Bribón 500" que en varias ocasiones condujo el Emérito al calor de las competencias y, además, en esta jornada hicieron presencia varios de sus excompañeros de navíos, un grupo rutilante y muy leal de amistades del Rey Juan Carlos, quienes, por cierto, lo arroparon hasta su último día en el suelo español.

La Infanta Elena tuvo grandes momentos en el Xacobeo 6mR Europeans.

Pero otra razón también fue concluyente para la Infanta Elena que decidiera viajar hacia este evento de navieras. También debía recuperarse de cierta afección en el ego de la que aún no se ha recuperado.

El portal Ok Diario destacó recientemente que la Duquesa de Lugo quiso retomar su pasión irrecuperable por la hípica, y aunque estuvo los últimos dos meses sin entrenar, la hermana del Rey Felipe se apuntó para participar en la competición "CSN2 Avanza-RACE" en San Sebastián de los Reyes. Lo que nunca pensó es que sus días "off" fuera de las caballerizas le pasarían semejante factura: quedó en el puesto 59 durante su ejecución en el lomo de "Jordano EB", y el domingo tan solo ascendió al escaño 43.

Definitivamente, la Infanta Elena no tuvo un gran desempeño en estas últimas contiendas.

A pesar de que la pasó muy bien y retomó algunas buenas amistades y solo quería probarse a sí misma, el bajón no le hizo ninguna gracia, y menos tras su último registro en estas justas, en las que estuvo en un nada despreciable peldaño 19 como marca. Si quiere remontar, recomendable para la Infanta Elena es volver al entrenamiento una vez regrese a Madrid, ¿o será que sus días como amazona están llegando a su ocaso?