CELEBRACIÓN

La Reina Letizia y sus 49 años: de humillada a reconocida, así se ríe de último la jefa de Casa Real

La Consorte del Rey Felipe se impuso y venció contra todos los pronósticos.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 10:34

La Reina Letizia está de cumpleaños, hoy son 49 primaveras y este año no es como cualquier otro que haya tenido. Este martes recibió el reconocimiento de "exalumna de honor" de la Universidad Complutense de Madrid, lo que le ha hecho mucha ilusión. Pero los reveses se han sumado, hace un mes enfrentó el fallecimiento de su abuela Menchu Álvarez y al poco tiempo su hija, la Princesa Leonor, se enfilaba hacia un nuevo destino académico, así comienza la Reina Letizia su carrera hacia el medio siglo de vida, entre profundos contrastes.

La Reina Letizia celebra hoy un año más, tras muchas alegrías y tristezas.

Para la Monarca, la capacidad de sobreponerse en tiempo récord es una ley de vida con la que debió aprender a convivir desde que se unió al Rey Felipe en sagrado matrimonio en 2004, y una vez que este se juramentó como Soberano ante las cortes generales tenía más que claro su objetivo: formar a sus hijas, especialmente a su primogénita, cederles el protagonismo institucional y edificar su imagen como el futuro de la Corona ¡y vaya que lo ha hecho! Hoy puede sentirse orgullosa de los resultados.

La preparación de la joven heredera es a toda prueba, y cada aparición pública, cada acierto estilístico, cada brillante discurso que emita en uno o varios idiomas y la admiración que genera a su alrededor es un gran espaldarazo para el invaluable esfuerzo de la Soberana que le ha costado años de entera dedicación. ¿Quién dijo que para formar a una futura reina se necesitaba nacer en cuna de oro?

El gran rol institucional de la Reina Letizia, el ser madre antes que Consorte.

Pero ahora comienza un nuevo capítulo para la Reina Letizia, el de las buenas cosechas. No es que su labor como guía y apoyo hacia Leonor haya terminado, pero ahora su prioridad será la pequeña Sofía, tendrá un poco más de tiempo para sí misma y enfocarse en su trabajo como Consorte del Rey que dista, a partir de su llegada, de lo que tradicionalmente se conocía.

En los tiempos de Doña Sofía, ser Reina era sinónimo de ser el apoyo femenino del Rey en su gestión, y los pocos actos protagónicos abordaban temas mucho menos contundentes que los de ahora, ofrecer discursos no era demasiado común pero entendamos que no se estilaba, eran otras épocas. En estos años, la Reina Letizia ha sabido reivindicar este puesto, claro está "con el imparable ejemplo de la Reina Sofía", tal como la misma asturiana lo dijo en su compromiso con el Rey Felipe.

Si la Reina Letizia puede sentirse orgullosa de una sola cosa, es que logró cambiar las reglas del juego en lo personal, en lo profesional e institucional.

El 49 cumpleaños de la Reina Letizia no pasa en vano, si repasamos estos últimos años, ha hecho muchísimo y hoy se entienden muchos porqués, no ha sido fácil, pero sin duda ha valido la pena: forjó su propio camino, conquistó nuevos espacios de acción y lucha, trazó el camino de la heredera y se erige como un gran ejemplo de determinación y grandes cambios dentro de una institución que en principio no confiaba en ella. Hoy es un gran activo, siempre en alza.

¿Qué mejor forma de soplar las velitas con esta plena satisfacción? Que sea un gran día y un gran cumpleaños para la Reina Letizia, pero en todo caso, que esta nueva página en blanco para ella le permita escribir mejores historias que algunas de las que la acompañaron el año anterior.