Su primera declaración

Tras la amputación de sus dedos, Ainhoa Arteta desvela cómo fue aceptar la turbulenta noticia

La artista nacida en Tolosa rompe su silencio en torno a su salud.
sábado, 11 de septiembre de 2021 · 12:00

Como la mayoría sabe, Ainhoa Arteta ha comenzado el 2021 con el pie izquierdo y no solo por haberse contagiado de coronavirus la pasada primavera, quedando con secuelas en su cuerpo, sino también por haber tomado la drástica decisión de separarse de su marido, Matías Urrea, el militar con el que contrajo matrimonio hace dos años en Cádiz.

Ahora bien, si continuamos resaltando que este año no ha sido el mejor para la soprano, debemos hacer especial hincapié en su delicado estado de salud, ya que recientemente la revista "Semana" desveló a sus lectores que la celebridad sufrió a finales del mes de agosto un infarto de miocardio que trajo más malas noticias para ella.

Dicho paro cardíaco que casi le cuesta la vida fue de tal magnitud que dejó consecuencias secundarias en su físico, más precisamente en sus manos y pies: "A consecuencia del infarto que sufrió y de la larga duración de la parada cardíaca, las extremidades de Ainhoa Arteta acabaron necrosándose", reza el semanario.

Ainhoa Arteta realizando un tratamiento en cámara hiperbárica para recuperarse de efectos del coronavirus.

A raíz de esto último, el equipo de profesionales de la salud que la atendía decidió tomar una medida extrema pero eficaz para resguardar su estado médico general: los especialistas se han visto obligados a amputar de urgencia las falanges de la cantante lírica. ¡OMG!

De momento, te contamos que la intérprete de "Annie's Song" optó por romper su silencio y desvelar en exclusiva a Beatriz Cortázar cómo fue aceptar la turbulenta noticia, además de hablar sobre su actual estado de salud.

Para empezar, la estrella de ópera habló de la pesadilla que vivió a causa del cólico nefrítico que padeció antes del infarto, puesto que quedó hospitalizada por seis días y en coma inducido. "Para mí lo más importante es que me salvé y por eso puedo decir que el 26 de julio volví a nacer", comenzó.

La cantante con la tesitura de soprano en concierto.

Tras estas palabras, la artista nacida en Tolosa remarcó que la amputación de sus dedos fue necesaria y se mostró bastante optimista pese a la traumática situación personal por la que pasó en el Hospital Virgen del Rocío en Sevilla.

Consecuencia de la intubación y lo que viví tengo lo que llamo 'heridas de guerra' en las manos y pies.

De esta manera, Ainhoa Arteta se sincera como nunca antes y se abre en la charla que tuvo con la periodista del corazón, a quien también explicó que su mayor deseo ahora es salir adelante. "Mi prioridad es cuidarme y sanarme entera, y del resto me da igual lo que digan o dejen de decir. Mis hijos gracias a Dios están bien y yo tengo que recuperarme. Eso es ahora mismo lo único que puedo comentar", concluyó.