CONFIRMADO

Charlène de Mónaco sospecha de Alberto ante tanto desapego: una ex regresa con vástago incluido

Esta mujer se acercará cada vez más al Grimaldi mientras la Princesa no pueda evitarlo.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 13:46

A pesar de las tiernas imágenes familiares que protagonizaron hace días la princesa Charlène de Mónaco junto a su esposo el Príncipe Alberto y sus hijos, los pequeños príncipes Jacques y Gabriella, durante una visita relámpago hasta Johannesburgo, hay un movimiento legítimo que podría dificultar aún más la dinámica familiar y este nuevo revés se ha difundido como pólvora.

Medios como "Vanitatis" y "Panorama" reseñan que un nuevo elemento se incorpora a este drama sin aparente fecha de expiración: de forma insólita, Nicole Coste, la madre de Alexandre, el hijo ilegítimo del Príncipe Alberto, de pronto se establece en el Principado, mientras Charlène de Mónaco permanece en Sudáfrica recuperándose de su última intervención clínica.

La exazafata y Alberto avivan las peores sospechas. ¿Revive la llama entre la francesa y el esposo de Charlène de Mónaco?

Incluso se destacó que la mujer asistió junto con su hijo, quien cumplió recientemente los 18 años, al baile de la Cruz Roja Internacional como invitada especial, mientras todos los Grimaldi se encontraban allí como parte de sus compromisos oficiales.

Puede que el Príncipe Alberto tenga una gran relación paterno filial con el joven Alexandre y su madre, pero no así Charlène de Mónaco, quien no tendría interés en extender sus afectos hacia este costado familiar de su esposo.

Le guste o no a Charlène de Mónaco, Alexandre es una parte vital de la vida afectiva del Príncipe Alberto.

Así lo relató la exazafata francesa, a una entrevista concedida al diario "Mail on Sunday" en 2014. En esta tertulia exponía que desde su matrimonio con la sudafricana, el Príncipe se mantuvo un poco distante de Alexandre. "Creo que son celos y no sé por qué" (Diario "El País").

Hoy el cuadro es completamente distinto. Se habla de que el Príncipe Alberto le obsequió al joven un hermoso chalet en el Principado a modo de celebrar su mayoría de edad y cada día se refuerza la tesis sobre presuntos acercamientos entre los padres, y la ausencia de Charlène de Mónaco habría "contribuido" a ello.

Lo sorprendente no es la gran relación que tienen, sino que esta imprevista mudanza sea justo con Charlène de Mónaco fuera del territorio monegasco.

No resulta una excusa viable, pero este hecho, aunado al último tiraje de fotos familiar en Sudáfrica que sinceramente no convenció a nadie y el remarcaje sobre las intenciones de la exatleta de conseguir domicilio en su ciudad natal, crean en su conjunto un cóctel explosivo a punto de estallar.

Ante estos nuevos acontecimientos, es poco lo que Charlène de Mónaco puede hacer al respecto. Algunas de estas sospechas se disiparán en cuanto la madre de dos decida en octubre si regresar o no al Principado. De optar por la primera opción, quizás se encuentre con algunas sorpresas que podrían resultarle desagradables. Luego, si su última palabra es definitivamente no regresar, sabe que habrán serias consecuencias.