INSÓLITO

El momento "trágame tierra" del Rey Felipe en Palma de Mallorca y que decepcionó a su mayor fan

A pesar de que el Soberano parece estar preparado para todo, hay situaciones que se salen de control.
domingo, 8 de agosto de 2021 · 02:00

Una de las situaciones que debe enfrentar la familia real cuando salen del resguardo y las comodidades de "Zarzuela", para encontrarse con las multitudes que los esperan en cada una de sus visitas oficiales, es que cualquier cosa puede pasar. Si bien no han ocurrido hechos que resulten riesgosos para su integridad, sí que hay situaciones que, por más previsiones que pueda tomar el equipo de seguridad y protocolo, pueden llegar a sorprender, y esto es justo lo que le ha sucedido al Rey Felipe.

Si algo tiene Palma de Mallorca para ofrecer, es sin duda la calidez de la ciudadanía que año tras año transmite al Rey Felipe y su familia la misma efusividad y les llena de muchas atenciones, así que de este ítem no se pueden quejar. La isla balear siempre esta dispuesta a recibirlos con los brazos abiertos.

Pero hay momentos y momentos, y para el Rey Felipe es costumbre que su esposa, la Reina Letizia y sus hermosas hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, sean las que acaparen toda la atención, pero en esta oportunidad, al Soberano le ha tocado ser el blanco de todas las miradas, gracias a un hecho muy inesperado.

La receptividad de los mallorquinos con el Rey Felipe y su familia es lo mejor de cada jornada.

Según reportó la revista "¡Hola!", el pasado miércoles, durante su visita al Centro de Interpretación del Paraje Natural de la Sierra de Tramontana, en su primera aparición oficial, los esperaban un buen grupo de locales y turistas, quienes se encontraban desde tempranas horas en las inmediaciones de la Plaza de Los Peregrinos, con la intención de ver de cerca al Monarca y su familia.

Fue allí cuando el Rey Felipe vivió uno de los momentos más tiernos y divertidos de toda la jornada: entre todas las voces que gritaban su nombre y coreaban vítores, una de ellas parecía distinguirse del resto: era la insistente voz de un niño, que según expuso la mencionada revista consultada, es un gran fanático del Rey Felipe y estuvo siguiéndolo por todo el trayecto con la esperanza de poder conocerlo de cerca.

La auténtica reacción del Rey Felipe ante la inocencia de su pequeño fanático fue impagable.

El niño, quien responde al nombre de Sergio, logró su cometido y llamó la atención del Rey Felipe, así que este desvió su marcha para acercarse hasta él. Lo inesperado fue la reacción del pequeño justo cuando tuvo al Monarca enfrente, tras percatarse de un detalle "faltante": "Pero Felipe, ¿y dónde está tu corona?"

La inocente pregunta no dejó a nadie indiferente y junto al Rey Felipe las risas no pararon. En tono de muy buen humor alcanzó a responder "¡Eso me lo preguntan muchas veces!". Acto seguido, procedió a chocar la mano de su pequeño fan, dejándolo muy contento. Para Sergio fue de los mejores momentos que ha vivido al conocer al Soberano y sin duda esta será de las mejores anécdotas para contar, y que el Rey Felipe atesorará, sobre esta estancia en Palma de Mallorca.