INSÓLITO

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, extrañadas ante la bondadosa actitud de su madre en público

Para la heredera al trono y la benjamina de los Reyes, no hay nada más inédito que el cambio radical de su madre.
sábado, 7 de agosto de 2021 · 02:00

Como parte ineludible de sus funciones reales, el Rey Felipe, la Reina Letizia y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, arribaron el pasado fin de semana en Palma de Mallorca, después del sensible fallecimiento de la abuela de la Reina Letizia, Menchú Álvarez. Sin embargo, este deceso que enlutó a toda la familia no postergó la cita más esperada por los medios: el tradicional posado real en el que las protagonistas de la jornada fueron sin duda alguna la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

En su primera salida oficial durante su estancia en la isla balear, pudimos presenciar algunas cuestiones muy particulares en la dinámica familiar, especialmente en lo que a la heredera y la benjamina de Casa Real atañe: han pegado un estirón y ahora son más altas que la madre, se liberaron de su mirada incisiva, así que andan más distendidas e independientes -eso sí, respetando los límites del protocolo-, mantienen sus estilos juveniles e incluso degustaron comida local y recibieron muy gustosas algunos regalos de las personas que se encontraban desde tempranas horas en las adyacencias.

En años anteriores, la idea de saltarse la dieta regular para probar alguna de las exquisiteces locales, al menos para la Princesa Leonor y su hermana, era no menos que impensable y sin posibilidad de negociación, bajo la premisa de evitar posibles intoxicaciones. Pero en un increíble giro durante este año, las jóvenes no se amilanaron a la hora de comer frutos secos que les ofrecieron durante su caminata por la sierra de Tramontana y el santuario de Lluc, todo con una gran sonrisa bajo sus mascarillas.

Tema aparte, en esta nueva edición del acostumbrado encuentro, incluso otra de las prohibiciones reales emitidas por la Reina Letizia se levantó: ¿Recuerdan aquella incómoda regla de no recibir regalos en público? Pues medios como “Lecturas” aseguran que tanto el Rey Felipe como la Consorte, la Princesa Leonor, y la Infanta, no se fueron con las manos vacías y ellas mismas recibieron todos los presentes que los locales quisieron extenderles.

Para la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, esta cita en Palma de Mallorca ha sido por lejos de las mejores que han tenido en años.

Los obsequios pasaron por semillas, abanicos para la Monarca, libros para los reyes  y hasta unas mides (cintas de colores rojo, verde y la 'senyera’ símbolo de este templo que resguarda la imagen de la virgen de Lluc, patrona de la balear), fueron entregados en las manos de la Princesa Leonor y su hermanita junto a la Soberana, quienes recibieron estos obsequios con verdadero agradecimiento y gratitud.

La pregunta que trasciende luego de la efervescencia del momento es la que sigue: ¿adónde van a parar estos regalos para la familia una vez los reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta regresen a Madrid? Si esta incógnita os preocupa, no hay nada que temer porque volveremos a verlos como parte del balance anual de la Familia Real, a fin de dar continuidad al trabajo de transparencia que el Rey Felipe prometió al país como parte de su gestión.