EXCLUSIVA

La Reina Letizia irreconocible: el luto la consume y ni presta atención a sus hijas en público

El dolor se le adivina a la Soberana por más que intente reponerse en tiempo récord.
viernes, 6 de agosto de 2021 · 06:00

Finalmente se desvanecen los rumores circundantes en Palma de Mallorca y la primera aparición de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en la isla balear, junto a sus padre, el Rey Felipe, y la Reina Letizia ya es una realidad.

La expectativa con la Reina Letizia tuvo lugar este pasado 1 de agosto, cuando decidió asistir a la gala del "Atlántida Mallorca Film Fest 2021", a tan solo días del fallecimiento de su querida abuela Menchu Álvarez, y al menos para ella es un alivio ceder toda la atención a la heredera y la Infanta quienes causaron sensación durante toda la jornada. La tristeza se podía adivinar en el semblante de la Soberana aun con la mascarilla puesta y no podemos culparla por ello.

Las hijas de la Reina Letizia son, sin quererlo, objeto de la admiración generalizada, tanto en el público, como en medios nacionales e internacionales gracias a sus estilismos muy bien llevados en los que según afirman medios como "Vanitatis" la impetuosa Monarca ya ni siquiera interviene. Ante esta nueva realidad, las hermanas lanzan su primer comunicado conjunto y no verbal ante el mundo: se mantienen apegadas a sus gustos pero, ahora, los diseños evolucionan y para bien. Ahora son dos adolescentes y ya lucen como tal.

Además, gracias al tradicional posado familiar, para las delicias de la prensa in situ, varios detalles fueron apreciados: en primer término e imposible de ocultar es el hecho de que las hermanas ya superan en tamaño a la Reina Letizia. Esto quedó en evidencia tras la decisión de la Monarca de prescindir de las cuñas altas y optar por unas estilo plano.

El estirón que se han dado las hijas de la Reina Letizia fue tema de atención para los medios presentes en Mallorca.

Si bien en el estilismo escogido por la familia real predominó el color azul en diferentes tonos, la personalidad de las niñas se hizo sentir ahora que la Reina Letizia las deja ser y hacer. Leonor sigue siendo un poco más introvertida, así que eligió un vestido que la acercara al estilismo de  su padre, mientras que Sofía -decididos estamos con la conclusión de que se robó el posado con unos ciertos intentos por lograr algunas posiciones favorecedoras para las cámaras-, rompió con la norma y apostó por ir en enterito color blanco, a juego con sus sandalias de cuña.

Pero, un hecho que celebramos es el desenvolvimiento de la Princesa y su hermana frente a los locales a los que se acercaron: arropadas por los vítores y coros "Viva el Rey" y "Viva España", las jóvenes 'Royals' actuaban con total soltura y sin la mirada inquisitiva de la Reina Letizia: comieron algunos frutos secos locales y recibieron regalos de manos de algunos asistentes con total cariño y agradecimiento. Entendamos que se trata de un hecho inédito, pues hasta esta ocasión, consumir productos fuera de los estrictos controles de seguridad de Zarzuela y recibir presentes de forma directa estaba totalmente prohibido.

Pese al ánimo que se le adivina a la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía estuvieron sonrientes y a su aire en este encuentro con la prensa.

Con el paso de los años, el tradicional posado real ha adquirido otro sentido. Este evento ya no se realiza en los espacios del Palacio de Marivent. La residencia queda relegada para recibir a algunos funcionarios del alto gobierno o invitados internacionales y como estadía de corta duración.

Hoy en día, el Rey Felipe y la Reina Letizia desean dar un carácter más cultural a este tradicional encuentro con los medios, y es por ello que decidieron esta vez realizar esta actividad en las inmediaciones del Centro de Interpretación del paraje natural de la Sierra de Tramontana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en el muy conocido santuario de Lluc donde fueron recibidos por el oficiador de este recinto.