INDIGNANTE

Gracias, Príncipe Harry: Kate Middleton reniega por el nuevo problema que su cuñado le ha ocasionado

Pasará mucho tiempo antes de que la Duquesa conteste alguna llamada del Duque de Sussex después de esto.
viernes, 6 de agosto de 2021 · 14:36

Entendiendo el ritmo acelerado de trabajo que la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, sostiene a diario junto a su esposo, el Príncipe Guillermo, además de sus propias apariciones en solitario, es fácil deducir que ya no podría sostener una sola actividad más en su apretada agenda, ¿cierto? Pues todo parece indicar que no. Una nueva tarea más se suma, y todo gracias a su cuñado, el Príncipe Harry.

La salida del Duque de Sussex del sistema operativo de "Buckingham" implicó retirar no solo sus títulos y nombramientos otorgados durante sus años en funciones plenas, sino gran parte de sus compromisos como miembro activo. Ante su ausencia, resulta imposible para la institución dejar a un lado estos importantes asuntos, así que lo idóneo en este caso es repartir entre los integrantes de los Windsor las asignaciones que quedaron en el aire.

Ni pizca de chiste le hizo a la Duquesa saber que gracias al Príncipe Harry se incrementaron sus compromisos reales.

Esto solo puede significar una cosa para Kate Middleton y el resto de sus familiares políticos: una recarga de trabajo que nadie pidió pero que lamentablemente deben enfrentar, y si de "agradecimientos" se trata, el Príncipe Harry se lleva todos los honores, pues no solo comprometió a la Duquesa sino a su tía, la Princesa Ana.

Justo cuando terminaba de inaugurar un nuevo centro para la investigación de la primera infancia, según expone "Vanity Fair", ahora Kate Middleton se encargará de desempeñarse en el antiguo cargo del Príncipe Harry como mecenas de las organizaciones deportivas "Rugby Football Union", así como la Liga de Rugby, que se disputarán el próximo otoño el campeonato mundial en esta modalidad frente a otros equipos internacionales.

Una de las actividades que el Príncipe Harry disfrutaba era pertenecer a la "Rugby Football Union"

¿Qué podría aportar Kate Middleton ante esta nueva tarea que implica involucrarse con actividades en las que nunca la habíamos visto participar de forma protagónica? Pues contrario a lo que se podría especular, la incorporación de la nieta política de la Reina Isabel a las filas de este patronato podría influenciar de forma positiva en la campaña “Inner Warrior”, que busca incorporar a las niñas y mujeres en la práctica de esta disciplina, actualmente liderada por hombres.

Por su parte, la tía política de Kate Middleton, la Princesa Ana, figurará en lo sucesivo como Capitana General de la Marina Real Británica, título que el Príncipe Harry heredó del fallecido Duque Felipe de Edimburgo y ahora, está en manos de su hija favorita. Recordemos que la única vástaga de la Reina Isabel también figuró como miembro activo del ejército, siente una especial devoción por la Marine Army y posee un impresionante currículum que la hace acreedora de los méritos necesarios para ostentar este honorable título.

La Reina Isabel no dudó en remover los títulos del Príncipe Harry: "O estás dentro, o estás fuera".

Para el Príncipe Harry fue devastador perder sus nombramientos militares que con tanto esfuerzo le costó ganar, tras participar como veterano de guerra tras el conflicto bélico contra Afganistán como miembro de la Royal Army Force, pero ese fue el precio a pagar por su libertad y así debió aceptarlo, a pesar de que en su momento, el Duque de Sussex solicitó a la Reina Isabel mantener sus obligaciones reales, de cara a las organizaciones que representaba, y poder seguir sirviendo al Reino Unido desde un frente distinto. No falta explicar que por supuesto la Monarca rechazó de plano la iniciativa.

Hoy los resultados de sus decisiones se ven reflejados en el destino que tendrán sus pasadas tareas de cara a la Corona, en manos de Kate Middleton y su tía Ana. No obstante, lejos de resultar decepcionante para el colectivo, todos apuestan a que tanto una como la otra realizarán un excelente trabajo antes estos nuevos retos que se avecinan mientras que el Príncipe Harry intenta encontrar su nicho dentro de la nueva vida que vive junto a su familia en Montecito, California.