ESCABROSO

La "celebración" de un año de exilio que le espera al Rey Juan Carlos, cortesía del amor de su vida

El Emérito no contaba con esta sorpresa directo desde el Reino Unido.
jueves, 5 de agosto de 2021 · 16:06

Desde su soledad en el exilio que ya tiene data desde hace un año, el Rey Juan Carlos ha tenido más que el tiempo suficiente para reflexionar sobre algunos temas que hoy lo han llevado a su precaria situación -en cuanto a lo familiar por supuesto- y de las que seguro se arrepiente totalmente.

Una de ellas tiene que ver con el affaire más costoso de la historia de España, en cuanto a lo económico, lo institucional y lo moral: hablamos por supuesto del romance tormentoso entre el Rey Juan Carlos y la exprincesa alemana Corinna Larsen.

El Rey Juan Carlos "celebra" su primer año en el exilio con noticias desde Reino Unido.

En el caso particular del Emérito y la empresaria, del amor que casi logra desestabilizar a la Corona, las cosas pasaron a volverse bastante turbias, entre amenazas directas e indirectas, acoso, persecución e intervenciones telefónicas. Esto provocó qué la exquerida del Rey Juan Carlos ante pusiera una nueva denuncia, alegando toda una serie de acusaciones con documentos en mano que podrían comprometer de forma seria al padre del Rey Felipe y enfrentarlo con la justicia española además de otros casos abiertos en países como Reino Unido y Suiza.  

Resulta irónico retroceder en el tiempo y pensar cómo el empedernido exmonarca tuvo el cuajo de contemplar la posibilidad de pedir el divorcio a la Reina Sofía, mediante una solicitud previa ante el gobierno de Rajoy y que de plano fue negada, pero esto no le impidió seguir su relación extramarital, movido por la obsesión que le despertaba esta mujer, y ahora es ella quién intenta hundirlo a través de los tribunales internacionales.

Inaceptable: El Rey Juan Carlos casi se carga a la Monarquía por el "amor" de una plebeya.

La última estocada propinada por la belleza rubia, fue una demanda interpuesta contra el Rey Juan Carlos ante el Alto Tribunal de Justicia de Londres, bajo los cargos de acoso y espionaje presuntamente ejecutados por el Centro Nacional de Inteligencia español. En dicha querella, solicita al ente de justicia una orden definitiva de alejamiento contra el Emérito y los funcionarios de esta institución gubernamental para proteger a su hijo, a sí misma y a sus propiedades.

¿Qué fue de aquella relación sólida en complicidad, oro y metálico? ¿Cómo llegaron a esta circunstancia dantesca entre acusaciones y fallos judiciales? Pues 65 millones de euros pueden ser una causa más que suficiente para ello y el detonante que los terminó de separar para siempre.

Corinna sabe demasiado y se ha convertido en una amenaza para el Rey Juan Carlos.

En 2011 el Rey Juan Carlos inundó de costosos regalos a Larsen, tras descubrirse que padecía de un tumor en un pulmón y la imposibilidad de incluirla en el mismo testamento que hoy beneficia a sus hijas las infantas Elena y Cristina, así que entre los onerosos presentes que la alemana recibió del exgobernante, estuvo la cantidad antes mencionada como muestra de "amor y gratitud" por todos los años y recuerdos que vivieron juntos.

Sin embargo, la ruptura propiciada por Corinna en el periodo 2013-2014, convirtió los sentimientos del Emérito en resentimiento puro, por lo que exigió a su ex amante el dinero de vuelta. Por supuesto ella jamás los devolvió y desde entonces son enemigos declarados.

Es ahora la exprincesa alemana quien contraataca al Emérito: pide alejamiento bajo acusaciones de acoso en su contra.

Gracias a esta nueva querella legal, el exsoberano posiblemente deba comparecer para esclarecer estos hechos que, aunados a sus problemas de orden financiero, se convierten en todo un problema para él. Para su lamento, ya lo hecho hecho está y la "amiga incondicional" del Rey Juan Carlos tomó la iniciativa. La forma cómo responderá ante estas acusaciones es todo un misterio, pero sin dudas este nuevo varapalo entorpece sus deseos de regresar a España y complica aún más su situación legal.