Emocionante

El día que “La Macarena” se convirtió en un hitazo y se coló en el Super Bowl

El famoso tema de Los del Río fue utilizado en los Juegos Olímpicos de 1996 y en la campaña electoral de Bill Clinton.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 04:00

¿Quién no ha bailado o cantado en alguna fiesta La Macarena? Hace 25 años, el hitazo de Los del Río se convirtió en éxito mundial y alcanzó el puesto número uno de reconocidas listas de música. La famosa canción pasó de generación en generación y cruzó fronteras.

En el verano de 1996 ocurrió un suceso inolvidable: una canción pachanguera se convirtió en el tema más escuchado de Estados Unidos y del resto del mundo. “La Macarena”, una copla sencilla, pero muy movediza, cruzó fronteras y tocó el corazón de adultos, jóvenes y niños. 

Los del Río interpretando "La Macarena"

En la actualidad, los artistas de distintas partes del mundo realizan "challenges" o desafíos en las redes sociales cuando lanzan un nuevo tema, pero los pioneros en hacer estos bailes fueron Los del Río, con su hitazo “La Macarena”. No hay persona que no sepa hacer los pasos de esta canción, son muy fáciles y divertidos.

La idea del tema ocurrió en la Navidad de 1992 en Caracas. Antonio Romero y Rafa Ruiz Perdiguero estaban viendo bailar a una muchacha y empezaron a improvisar con la guitarra: “Dale alegría a tu cuerpo Magdalena, que tu cuerpo es para darle alegría y cosas buenas”.

Los del Río se fueron a dormir y Antonio se quedó terminando el tema. A la mañana siguiente, ya tenía la letra completa, sabía que iba a funcionar, pero jamás imaginó semejante éxito. Al llegar a España, le hicieron unos últimos retoques, cambiaron Magdalena por Macarena y la grabaron en el estudio. 

En ese momento, el grupo no tenía ningún hitazo, se dedicaban a actuar en fiestas privadas de Madrid y Marbella. La Macarena les cambió la vida, el éxito fue tan grande que en enero de 1997 actuaron en el Super Bowl de Nueva Orleans e interpretaron la famosa canción. El hit era tan movedizo que lo utilizaron para los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 y en la campaña electoral de Bill Clinton.