¡Feliz legalidad!

Aitor y Antonio, los nietos mellizos de Rocío Dúrcal y Junior, celebran sus 18 años de vida

Los hijos de Antonio Morales y Edurne González han cumplido la mayoría de edad.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 10:25

El nombre de Rocío Dúrcal no cesa en la palestra de los medios de comunicación pese a que pasaron 15 años y 5 meses de su partida física, cuando el 25 de marzo de 2006 nos dejó a causa de un cáncer uterino.

Lo cierto es que sus tres descendientes, Carmen, Antonio y Shaila, comparten muy a menudo recuerdos de la cantante nacida en Madrid a través de sus respectivas cuentas personales de Instagram, por lo que los fans de "La Reina de las Rancheras" continúan deleitándose con inéditas imágenes de su vida privada.

En esta oportunidad, te contamos que el hijo mediano de la intérprete de "La gata bajo la lluvia" y Junior decidió abrir su álbum de fotos familiar para celebrar por todo lo alto la mayoría de edad de sus hijos mellizos. ¡Enhorabuena!

El oriundo de Madrid comparte un compilado de instantáneas en Instagram junto a los agasajados.

Hoy habéis dejado de ser unos niños, mis niños, para convertiros en hombres. Aunque yo prefiero y quiero seguir pensando que sois mis niños.

Tras estas primeras palabras, Antonio Morales de las Heras recordó cómo fue la llegada de sus vástagos al mundo y les dedicó una emotiva carta de felicitación en honor a sus 18 años de vida. "Sois las personas mas luchadoras que he conocido nunca, y siempre supe que saldríais adelante, incluso durante los meses que pasasteis en la incubadora al nacer", agregó.

Aitor y Antonio junto a su padre y la actual esposa de este, Bárbara Suanzes.

Como podemos apreciar en su relato, el hermano de Shaila Dúrcal y Carmen Morales no puede evitar mostrar que posee sentimientos encontrados al expresarse públicamente por el natalicio de sus mellizos, pues está la alegría de verlos crecer fuertes y sanos como la pena de saber que se hacen mayores.

Tener un hijo siempre es un regalo y vosotros sin duda lo fuisteis, y sin saberlo cambiasteis mi vida entera para siempre. Gracias a eso hoy somos la familia que somos.

Aitor y Antonio son fruto del primer matrimonio del empresario madrileño con Edurne González, de quien se separó apenas dos semanas después del último adiós a "La Española más Mexicana". La expareja no quería provocarle un disgusto más a la celebridad y en efecto estuvieron juntos hasta el día en que partió "La Señora de la Canción".

Del cajón de los recuerdos: Rocío Dúrcal y Junior junto a sus nietos, Aitor y Antonio, hijos de Edurne y Antonio.

Os quiero como nunca podréis imaginaros y solo espero que algún día podáis sentir lo mismo que yo sentí aquel 29 de Agosto de 2003 cuando nacisteis, día en el que vuestra abuela cantaba en Oviedo y a la que le faltó tiempo para venirse corriendo a Madrid para conoceros.

De esta manera, el segundo hijo de Marieta recordó que su madre estaba de gira cuando nacieron los mellizos del clan de forma prematura, en el sexto mes de gestación, por lo que regresó a la brevedad para poder ver por primera vez a sus nietos. ¡Una abuela feliz!

Los abuelos felices en compañía de sus adorados nietos.

Hoy han pasado 18 años desde ese día en el que todo cambió, por lo que solo espero y deseo que sigamos juntando historias y viviendo aventuras, con nuestras subidas y bajadas, pero siempre juntos.

Finalmente, Antonio Morales de las Heras se sinceró como nunca antes en la red de los corazones y se mostró muy agradecido por la familia ensamblada que formó junto a su segunda esposa, Bárbara Suanzes, con quien tuvo a su tercera hija, de nombre April, que en la actualidad tiene siete años.

Antonio Morales de las Heras junto a sus descendientes, que celebran sus 18 años de vida.

Vosotros dos, junto con Bárbara y Abril, somos el equipo invencible. Bárbara, gracias por cuidarles y quererles como lo haces y lo has hecho siempre, sin pensar en ti, solo en los demás.

En definitiva, el hijo mediano de Rocío Dúrcal concluyó su conmovedor posteo con un último mensaje destinado a los agasajados del día: Aitor y Antonio. "¡A mis 'niños', gracias por hacerme feliz!", sentenció.