Cambio de rumbo

La discreta vida de Ernesto Neyra un año después de salir de prisión

La expareja de Carmina Ordóñez estuvo detenido durante 20 días.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 09:19

Hace exactamente un año, el 28 de agosto de 2020, Ernesto Neyra abandonó la prisión de Huelva tras pagar 7200 euros. El exmarido de Carmina Ordóñez fue detenido el 8 de agosto de ese año en un famoso hotel de Matalascañas y permaneció ingresado tan solo 20 días. 

Lo detuvieron por no cumplir con la obligación de ingresar a prisión de forma voluntaria para asumir una condena de 90 días por el impago de una multa impuesta por negarse a abonar la manutención de sus tres hijos, fruto de su relación con Lely Céspedes. Tan solo días después, les dio el dinero a sus vástagos y obtuvo la libertad. 

Ernesto Neyra saliendo de prisión. Fuente: Europapress.

Ernesto Neyra siempre estuvo dispuesto a hacerse cargo de sus hijos, pero su empeño aumentó cuando fue detenido. La vida del artista cambió completamente, ya no es el mismo de antes. Ir a prisión le modificó la forma de ver las cosas. Trata de llevar una vida discreta, no quiere volver a la exposición de principios del 2000, época de su polémica separación de Carmina Ordóñez

Según el medio "Jaleos", el artista continúa “buscándose la vida para pagar la manutención de sus hijos y la hipoteca de su casa”. Al parecer, su familia lo ayuda mucho, en especial su hermana, Mari Paz, que es como una madre para él. Ernesto Neyra tuvo que ver cómo la madre de sus hijos hablaba mal de él en televisión. 

Ernesto Neyra y Lely Céspedes.

Lely Céspedes hizo un “tour” por todos los programas de Telecinco, desde “Viva la vida” hasta un polígrafo en “Sábado Deluxe”, para contar que el artista no se hacía cargo de sus hijos. Solo uno de los tres es mayor de edad, pero todos necesitan de la ayuda y contención de su padre. 

“Finalmente, se llega a un acuerdo: de 1200 euros pasamos a 500 euros para los tres niños. A 5 euros por día por niño. Y lo que paga al menos es 30, 50, 200 euros...Y eso poniéndole mensajes cada dos por tres del emoticono de las manitas de por favor, que los niños tenían excursión y no tenía con qué pagarlo”, expresó la modelo.