SOSPECHOSO

Charlène de Mónaco y las fotos del reencuentro: deterioro, alejamiento, más poses y menos familia

Aunque la Princesa lo niegue, su precaria situación es más que evidente.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 10:00

Luego del tan esperado encuentro entre la Princesa Charlène de Mónaco y su esposo, el Príncipe Alberto, quien finalmente viajó hasta Sudáfrica acompañado de sus hijos, Jacques y Gabriella para realizar una linda visita familiar, la conclusión sigue siendo exactamente la misma: hay algo que no encaja.

¿Qué es lo que genera tanta incomodidad entre la pareja monegasca? ¿Por qué simplemente no podemos conformarnos con el bonito posado familiar que protagonizaron hace algunos días en suelo africano? Pues la respuesta a estas preguntas parece apuntar precisamente a esto último, es decir, para muchos en aquellas capturas fotográficas hubo cualquier cosa menos calidez familiar.

Se supone que esta reunión familiar disiparía las dudas con respecto al matrimonio de Charlène de Mónaco y el Principe Alberto.

Esto motivado a algunos detalles que pueden observarse a simple vista en cada una de las fotos que Charlène de Mónaco publicó en su usuario de la red social Instagram. Sí, los pequeños príncipes Jacques y Gabriella ofrecieron las imágenes más tiernas y en esta oportunidad fue la pequeña quien destacó con un extraño corte de cabello, producto de sus "tijerazos artísticos", pero los padres, aunque sonrientes y juntos, apenas orbitaban alrededor de los niños. Entre ellos, se podía evidenciar cierto distanciamiento.

Como si pudiera adivinar nuestros pensamientos, Charlène de Mónaco luego posteó algunas instantáneas en las que aparecía junto al Príncipe Alberto abrazados y en total complicidad como pareja, pero para algunos medios como el diario "La Vanguardia", a simple vista se podía notar la reticencia en el Grimaldi y el cariño unilateral de Charlène de Mónaco apenas correspondido por su esposo. Tanta fraternidad es verdaderamente incómoda de mirar.

El deteriorado semblante de Charlène de Mónaco dio más para hablar que el reencuentro familiar con el Grimaldi y los hijos que comparten.

Otro tema que trascendió a pesar de los esfuerzos de la sudafricana por tranquilizar a la descarnada crítica detrás del teclado, tuvo que ver con su deteriorada imagen física. Precisamente se evidenció en estas últimas instantáneas publicadas, donde se la vio más delgada, mucho más pálida a pesar de la calidez del país africano y con ojeras tan evidentes como sus signos de agotamiento.

Nuevamente es su salud el tema de discusión angular: para las más variadas opiniones, el proceso de recuperación de Charlène de Mónaco ha tardado demasiado, y estas fotos son la irrefutable evidencia de ello.

El Príncipe Alberto cumplió como padre y llevó a sus hijos junto a Charlène de Mónaco, su matrimonio es un tema que queda pendiente.

Esto conlleva un último punto alrededor del caso particular de Charlène de Mónaco y su esposo, el Príncipe Alberto. La felicidad de la exatleta duró poco, pues el monegasco y sus hijos retornaron al Principado, luego de una cortísima estancia en Johannesburgo. ¿Realmente debían irse tan pronto?

Sin duda, esta visita realizada por el Príncipe Alberto junto a sus hijos dejó mucho que desear para los fanáticos y entusiastas de la pareja. Independientemente de las razones que haya para ello, todo comprueba que el resultado es exactamente el mismo. Charlène de Mónaco pasará su proceso de recuperación en soledad y apartada de sus hijos.