"Déjame por favor"

Ana María Aldón da un golpe en la mesa y aparta a un abatido José Ortega Cano de la prensa

La actual esposa del torero nacido en Cartagena se muestra muy enfadada y "dispara" sin pena alguna.
sábado, 28 de agosto de 2021 · 04:00

Como la mayoría sabe, José Ortega Cano no está pasando por un buen momento en lo personal dadas las recientes declaraciones públicas que ha lanzado su exhijastra, Rocío Carrasco, quien está dispuesta a desenmascarar a su "familia mediática", tal y como llama ella a los hermanos, cuñados y viudo de Rocío Jurado.

Estos nuevos testimonios que verán la luz en otoño tras desvelarse el segundo documental biográfico de la esposa de Fidel Albiac, "En el nombre de Rocío", mancharon notablemente la imagen del actual marido de Ana María Aldón.

¿La razón de esto último? La prensa rosa comenzó a hacer varias especulaciones respecto a la presunta "mala vida" que el torero nacido en Cartagena le habría dado a su entonces esposa, la cantante de copla andaluza. ¡OMG!

A raíz de esto, el portal de noticias "Europa Press" decidió abordar al diestro retirado desde 2017 para ahondar en la temática y fue la colaboradora de "Viva la vida" la que reaccionó tajante para defender al padre de su único hijo.

No me alegra verte. Sois muy pesados. Todos los días estáis aquí, no nos dejáis vivir.

Tras estas palabras, la exconcursante de "Supervivientes 2020" se mostró molesta con los periodistas del medio citado y no dudó en dar un golpe de mesa por el ganadero de toros bravos, sobre todo cuando estos le consultaron por el supuesto mal comportamiento que tuvo con "La Chipionera" y la polémica que se formó en torno a los escritos que desvelarían la verdad sobre el matrimonio.

¿Vais a estar persiguiéndonos toda la mañana? Es que lo digo para irme para mi casa porque…

De esta manera, Ana María Aldón se dirigía enfadada a los comunicadores porque les perseguían durante sus compras por Costa Ballena, en efecto, apartaba a un abatido José Ortega Cano de las cámaras y "disparaba" sin pena alguna.

No voy a responder a nada de verdad. ¡Déjame por favor, déjame! Déjame por favor, te lo pido por favor. Estoy haciendo la compra, no estoy ni de paseo. No te voy a responder.