¿Amistad por amor?

La razón por la que las examigas Lolita Flores, Charo Vega y Carmina Ordóñez, se volvieron rivales

Las confidentes del alma pasaron de íntimas a "archienemigas".
viernes, 27 de agosto de 2021 · 05:00

A finales de los 70 y principios de los 80, para ubicarnos en tiempo, la noche marbellí guardaba uno que otro secreto inconfesable que los propios protagonistas se encargaban de desvelar después en alusión a los amoríos que destruían amistades, tal era el caso de rostros conocidos de la jet set como lo son: Lolita Flores, Charo Vega y Carmina Ordóñez.

Muchos portales de noticias marcan a esta época como "la edad dorada de la Costa del Sol", debido a que fue por años el escenario de aventuras y peripecias que experimentaban la hija de Lola Flores, la nieta de Pastora Imperio y la primogénita del reconocido torero Antonio Ordóñez.

Estos viajes o andanzas cortas por Marbella unieron en amistad a estas mujeres de la alta sociedad, quienes forjaron en principio una bonita relación a base de confianza, comprensión y respeto.

Las confidentes del alma: Charo VegaLolita Flores y Carmina Ordóñez.

Como la mayoría sabe, "La Divina de España" poseía una admirable belleza y estuvo casada con Paquirri por seis años, desde el 16 de febrero de 1973 hasta 1979, cuando su matrimonio fue declarado nulo, tiempo en el que también nacieron sus dos hijos en común.

Mientras la entonces pareja intentaba "librarse" de sus compromisos conyugales, podemos decir que aquí comenzó la primera traición por parte de las amigas. La madre de Fran y Cayetano Rivera todavía estaba casada con el diestro cuando la cantante nacida en Madrid vivía un apasionado romance con Antonio Arribas.

De amigas a "archienemigas" por el amor de un hombre.

"El Chori" permaneció en la vida de la hermana de Rosario Flores por cuatro años y aquello terminó precisamente por "enredarse" con la socialité y modelo, Carmen Cayetana Ordóñez González. ¡Vaya sorpresa!

Tal parece que de estas salidas nocturnas surgió la química entre "los amantes modernos", como los describían algunos medios, pero la "venganza" del maestro y la hija de "La Faraona" fue mucho mejor. Las amigas se rompieron el corazón mutuamente o, mejor dicho, la madre de Elena Furiase se distanció de Carmina Ordóñez cuando supo que Antonio Arribas se enamoró de esta última.

Del cajón de los recuerdos: Antonio Arribas, Carmina Ordóñez y Paquirri.

Tiempo después, Lolita Flores hizo lo propio al caer en las redes de Paquirri, quien la dejó por Isabel Pantoja. La tonadillera frustró los planes de boda de la artista madrileña y la convirtió en la mujer "desdichada" de la cual medio país guardaba pena por su suerte en el amor.

Para completar el tridente, cuando Charo Vega y la intérprete de "Sarandonga" andaban en sus correrías, mientras la tercera confidente estaba casadísima, la primera conquistó el corazón del cantautor de moda: Joan Manuel Serrat.

De izquierda a derecha: Lolita Flores, Joan Manuel Serrat y Charo Vega.

Finalmente, el drama llegó a las amigas cuando la exesposa de Pablo Durán sintió una fuerte atracción por el novio de su amiga apodado como "El Nano". Como dato, el poeta y músico rechazó sutilmente a María Dolores porque estaba encantado con la nieta de Pastora Imperio.

Con delicadeza le explicó que aún debía madurar.