DEVASTADOR

La Reina Isabel entre la espada y la pared: Buckingham amenaza a Harry y Meghan por su nuevo libro

Si la Monarca no sabe "controlar" a su nieto, el tiempo se acabó. La institución lo hará por ella.
martes, 24 de agosto de 2021 · 10:54

Uno de los grandes dones que adorna a la Reina Isabel y que le han servido por 70 años para garantizar la inamovilidad y estabilidad de la Corona, es claramente el de la paciencia. Durante décadas ha sabido hacer frente a varios escándalos públicos protagonizados por miembros de su núcleo familiar, pero ninguno había desafiado sus límites como la dupla del Príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle.

Medios británicos como "Daily Mail" advierten que Buckingham se prepara para dar la estocada que podría ser el punto de no retorno entre la Reina Isabel y los Duques de Sussex: Palacio amplía su equipo legal para hacer frente a la publicación de las memorias del Príncipe Harry, que por cierto tendrán su fecha de lanzamiento el mismo día en el que se planea la celebración del Jubileo de Platino de la Soberana, prevista para mediados de 2022.

El peor escenario ocurrió: la Reina Isabel ya no puede mantener a su nieto fuera del radar de "Casa Real".

Además, habrá una reedición de "Finding Freedom", un libro recopilatorio de la pareja que contará con las denuncias de la nieta política de la Reina Isabel, Meghan Markle, sobre presunta discriminación racial que recibió su hijo Archie por parte de uno de los miembros de la casa Windsor.

No obstante, para Casa Real esta podría ser la afronta definitiva. El bufet al servicio de la Reina Isabel estaría llevando a cabo consultorías con expertos en casos de difamación para accionar en el momento preciso: si en el contenido de estas ediciones algún miembro de la familia real (o incluso la Reina Isabel) se viera perjudicado frente a la opinión pública, los Duques de Sussex pueden empezar a prepararse para enfrentar a la justicia.

La Reina Isabel sabe que desde el lado de los Sussex hay inconformidad, así insistan en negarlo.

Según explica el diario británico "The Sun", gracias a las informaciones extraídas por un informante interno de Buckingham, una medida contemplada por el equipo de juristas que asesoran a la Reina Isabel sería enviar una advertencia legal a "Penguin Random House", la casa editorial que se encargará de la recopilación y difusión del material literario, pero aún esto no ha sido confirmado.

La sensación, que viene desde arriba, es que ya es suficiente. Hay un límite en la cantidad que se aceptará y la Reina y la familia real solo pueden ser presionadas hasta cierto punto. Están consiguiendo abogados. Harry y Meghan sabrán que no se tolerarán ataques repetidos.

A lo interno, la Reina Isabel sufre por Harry, pero sabe que si su esposo viviera, le diría que la ???institución es prioridad por encima de los afectos.

Esta decisión se basa en un hecho que durante varios meses ha afectado sobremanera al ánimo de la Monarca: en principio, a la Reina Isabel le ha resultado agotador intentar acercar posturas con los Sussex y separar su relación personal con la esperanza de poder contener la ira institucional contra su nieto, mientras que Harry no desperdicia oportunidades para exponer a su propia familia en todas las formas posibles.

Cada una de las embestidas mediáticas que el Duque y su esposa han propinado en los últimos meses desde Estados Unidos acrecentaron la indignación entre el círculo más cercano a la Reina Isabel, entre familiares, asesores y su equipo personal. En este punto, es poco probable que la Gobernante pueda interceder a favor de Harry y Meghan. Si la institución así lo determina, podrán accionar legalmente contra el Príncipe y su esposa ante la menor provocación de ahora en más.