"Dejé de creer"

La dura vida que llevó Chelo García Cortés tras la muerte de su madre y el desprecio de su abuela

La periodista narra su infancia infeliz junto a la madre de su padre, pero se enorgullece del sacrificio de este último.
sábado, 21 de agosto de 2021 · 13:50

Tras rebelarse contra la dirección de "Sálvame", los medios de comunicación hicieron especial foco en Chelo García Cortés ya que se mostró muy indignada por la situación vivida al aire después de recibir críticas por su trabajo.

De hecho, el propio programa rotulaba un jugoso titular durante la emisión del certamen y el enojo de la comunicadora especializada en la prensa del corazón se comenzó a notar, pues ella no tardó en responder al siguiente rótulo: "Un colaborador se está durmiendo en los laureles y la dirección no está dispuesta a consentirlo más".

¡Si no doy la talla como colaboradora, me voy!

"Sálvame" lanza titulares interesantes sobre su empleada.

Tras estas fuertes acusaciones y la reacción tajante de la periodista de 69 años, esta última continuó con normalidad su labor en el ciclo televisivo. Además, lo próximo que veían los telespectadores era cómo dibujaba la trágica curva de su vida. ¡OMG!

La tertuliana nacida en Orense conmovió tanto a sus compañeros de plató como a la audiencia al contar la dura vida que llevó después de perder a su madre y lidiar desde pequeña con el desprecio de su abuela, quien quedaba a cargo de ella cuando su padre se esforzaba para darle lo mejor.

A los once años dejé de ser niña y dejé de creer.

Chelo García Cortés explica qué ocurrió con su madre y cómo pasó a quedar huérfana. 

Tras estas primeras palabras, la colaboradora de "Sálvame" desveló cómo afrontó que su progenitora quisiera dejar de vivir y experimentar a corta edad el crecer con una persona que no la quería, dado que su abuela no le mostraba una gota de afecto y hacía de su infancia un infierno.

Lo primero que me dijeron las monjas es que mi madre había muerto en pecado.

De inmediato, la esposa de Marta Roca Carbonell explicó que la mujer que le dio la vida padecía una enfermedad mental que provocaba altibajos emocionales en ella pero, en aquel entonces, no le diagnosticaron la posibilidad de haber sufrido bipolaridad y la ingresaron a un centro psiquiátrico.

La Licenciada en Periodismo toma aire para continuar con su duro relato.

De acuerdo a su relato, en aquella época su padre vendió todo lo que hizo falta para poder enterrar a su esposa en La Almudena, debido a que no estaba permitido que personas que tomaran aquella drástica decisión de quitarse la vida fueran enterradas en un cementerio. ¡Vaya sorpresa!

El amor que la reportera de Telecinco sentía por su progenitor lo era todo. Ella sabía que él se esforzó el doble para conseguir su bienestar y esto le daba fuerzas para soportar a su abuela paterna. "No me quiso, no nos trataba bien y mi padre pagaba religiosamente", confesó con un nudo en la garganta.

En efecto, la expareja de José Manuel Parada no dudó en cambiar su nombre cuando tenía edad para hacerlo porque no quería llamarse como la "bruja" con la que convivió en su infancia.

La periodista nacida en Galicia detalla su vida privada y no omite ningún dato.

Mi abuela se llamaba Consuelo y yo no quería tener nada que ver con esta señora.

De esta manera, Chelo García Cortés remarcaba cuánto aborrecía a la longeva y reveló que el momento más triste de su vida fue cuando perdió a su papá, quien la acompañó y la entendió desde pequeña tras hacer de padre y madre después del deceso de su mujer.

Por eso, el peor día de mi vida fue cuando murió mi padre.