¡De no creer!

Los turbulentos inicios de Isabel Pantoja en su cumpleaños 65: incumplimiento, estafa y fuga

La reconocida tonadillera habría dejado tirado al promotor que confió en ella.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 10:35

Este lunes 2 de agosto de 2021, Isabel Pantoja se dispone a celebrar su cumpleaños número 65 y, a diferencia de otros años, hace suponer que sería uno de los aniversarios de vida más tristes para la artista. ¿La razón de esto último? No tiene cerca a sus dos hijos, Kiko y Chabelita, existen muchas dudas sobre su patrimonio y nadie sabe si retomará su carrera artística para sanear sus deudas.

Lo cierto es que este huracán mediático que atraviesa la intérprete de "Así fue" nos recuerda a sus inicios tanto profesionales como personales dado que en sus intentos por ser una estrella los escándalos y las mentiras la acompañaban a donde quiera que vaya.

Corría el año 1970, cuando la cantante de copla y rancheras andaluza comenzó a deslumbrar en los tablaos de Palma de Mallorca, más precisamente, en la discoteca-tablao "Los Rombos". Por aquel entonces, la joven Maribel tenía 14 años y llamaba poderosamente la atención de todos por su peculiar forma de cantar y la belleza que portaba.

La sevillana deslumbraba en su juventud con su imponente voz y belleza.

Según ha podido averiguar "El cierre digital", la reconocida tonadillera llegó a la ciudad con toda la tropa, es decir, acompañada por sus padres y hermanos. Allí, don Juan Pantoja acudió para ver el espectáculo que brindaba su sobrino Antonio Cortés, también conocido como Chiquetete, quien actuaba en dicho recinto junto a su entonces esposa la bailaora Amparo Cazalla. Eran tiempos malos para la familia que no tenía ni para un plato de comida.

Venían recomendados por Chiquetete que convenció a mi padre de que su tío era muy buen artista y esas cosas, y se presentaron con toda la prole.

Tras estas palabras, Joan Grimalt explicaba al medio citado que una vez que el clan Pantoja se encontraba ya instalado en Mallorca, el letrista de fandangos y compañía "le convencieron de que la niña Maribel tenía mucho arte y empezó a cantar en los intermedios con un piano", dijo.

Una jovencísima Isabel Pantoja en los tablaos.

El hijo de Sebastián Grimalt, dueño de "Los Rombos", manifestó al portal de noticias que fue precisamente allí donde la madre de Kiko Rivera fue descubierta como artista. Miguel Aller, fundador del sello "Fonar", ha sido el primero en confiar en ella y lo defraudó.

Tan impresionado quedé con ella y, viendo la posibilidad de descubrir una artista con talento, eso sí, después de refinarla un poco en todos los sentidos, que hablé con Juan Pantoja Cortés, su padre, para la grabación de un disco LP con un repertorio de estilo flamenco.

De esta manera, el promotor relató en su libro de memorias, "Loco por la música", cómo consiguió que el progenitor de la celebridad firmara lo que sería el primer contrato musical de su hija y acompañarla a dar así el gran salto al mundo artístico. Lo que no imaginó el empresario es que con él llegaría su posterior incumplimiento y una sonada estafa. ¡OMG!

Imagen de "El cierre digital": el contrato que habría firmado el exintegrante de "Los Gaditanos".

Ella era menor de edad todavía, tendría unos 14 años, pero ya entonces se veía algo que la hacía diferente, cantaba bien, con desparpajo y una personal forma de interpretar temas tradicionales de la copla española.

De acuerdo a lo investigado por el diario citado, la viuda de Paquirri se comprometía a grabar un mínimo de 20 canciones. "El contrato tenía una duración de cinco años y quedaban perfectamente reflejados los derechos y obligaciones de ambas partes", reza el documento que firmó el patriarca del clan.

A cambio, a Maribel Pantoja se le satisfacía un adelanto a cambio de las ventas futuras de su disco, de la cantidad de 5.000 pesetas, un dinero importante en aquellos años.

Del cajón de los recuerdos: "La Reina de la Copla" junto a su padre, Juan Pantoja Cortés.

Lejos de pensar que tanto la estrella folklórica como su padre estarían felices por haber logrado este importante contrato de cinco años con adelanto económico incluido, la familia completa abandonó Palma de Mallorca y Miguel Aller quedó tirado pese a la confianza que depositó en ellos.

Finalmente, destacamos que la publicación también indagó al hijo del productor discográfico, Miguel Ángel Aller, quien apenado confesó el mal trago que le hizo pasar Isabel Pantoja a su padre en el pasado.

Lo incumplieron todo. Se fugaron por la noche, en un barco, porque debían dinero a todo el mundo en Mallorca incluido al dueño de la pensión en la que se alojaban.