CONTROVERSIA

Las dos caras de la Reina Letizia que muestra en público sin ningún pudor ni vergüenza

La Monarca es tan evidente con sus gestos e intenciones que muchos ya nos habíamos dado cuenta.
martes, 17 de agosto de 2021 · 14:09

Tal como hemos podido evidenciar, la Reina Letizia sin duda ha cambiado mucho con el transcurrir del tiempo y con ello no nos referimos precisamente a un tema de personalidad. Hay quienes apuntan, sin temor a equivocarse, a que la Soberana ha sufrido una transformación considerable a nivel de su rostro, que dista mucho de sus tiempos cuando pasó de ser periodista a convertirse en Princesa de Asturias.

Portales como "Merca2", exponen que en lugar de un rostro, parece tener 'más de dos', gracias a todos los retoques estéticos que, apuntan, se ha practicado.  No habrán sido pocos, aunque la Reina Letizia sólo reconoce una sola, la evidente rinoplastia que suavizó su forma curva por una nariz más pequeña y perfilada. Se le atribuye el uso y desuso del ácido hialurónico para detener la aparición de líneas de expresión y arrugas, pero tal vez se le haya pasado un tanto la mano, y les explicaremos el porqué de ello.

A veces la Reina Letizia pierde la expresión, a tal grado que no parece que estamos ante la misma persona.

La aplicación prolongada de este producto genera efectos contraproducentes y uno de los más visibles es la pérdida de la expresión natural. En ocasiones las cámaras han captado a la Reina Letizia en apariciones públicas con la mirada extraviada, incluso durante los discursos de su esposo el Rey Felipe. Si unimos ambas cosas, quedarse congelada sin expresión facial no sería la captura más favorecedora ante las cámaras.

¿Qué se puede decir de su sonrisa? Si bien nuestra representante es muy guapa, su obstinación por detener el infalible paso de los años logró que ahora luzca una sonrisa en ocasiones extraña. ¿Cómo olvidar aquella imagen que quedó para la historia -y el internet- de la impecable y siniestra sonrisa de la Reina Letizia durante el primer discurso de la Princesa Leonor en los Premios Princesa de Asturias en 2019?

La sonrisa de la Reina Letizia que dejó a todos boquiabiertos en 2019 en los Premios Princesa de Asturias.

A veces, por muy a gusto que la Soberana se encuentre en público, su rostro no parece acompañarla: cuando sonríe parece forzar la expresión y esto es interpretado de las peores formas. Desgano, simple hipocresía, que simplemente no quiere estar, y cualquier señalamiento que tenga lugar en el contexto.

Esto ocurre porque, en ocasiones, el rostro luce inflamado, esto apaga la mirada y destaca los puntos donde se ha hecho el retoque. Por lo general, se atribuyen a la Reina Letizia sesiones de inyecciones de botox y ácido hialurónico a la altura de la sien para "levantar" las cejas, en las mejillas para reafirmar sus pómulos, las líneas de la frente y también las que unen boca y la nariz para suavizarlas y darle un aspecto más joven.

Uno de los efectos contrarios a la imagen natural y joven es la brillantez excesiva de la piel y la apariencia "hinchada"

La Monarca quizás ha entendido por las malas que "menos es más" y últimamente no se la ve tan desproporcionada en términos de estiramiento. Han sido tanto las críticas alrededor de este tema y las reseñas en prensa, que habría tenido que ceder. Se supone que estos tratamientos de belleza deben ser sutiles, pero si todo el mundo comienza a darse cuenta, estamos ante un grave problema de imagen.

Definitivamente, la Reina Letizia no necesita demasiados procedimientos y sería un plus si decidiera abrazar su edad con más gracia. ¿Qué más da? Si ya ha sacado sus canas a pasear y se ha ganado la respuesta afirmativa de los medios, ¿por qué no podría darle al tiempo una oportunidad y mostrarse más natural?