Inesperado

La fecha que los fanáticos de los Beatles no pueden olvidar

La banda realizó un fallido concierto en el Shea Stadium el 15 de agosto de 1966.
lunes, 16 de agosto de 2021 · 05:00

Los Beatles, la banda que integraban John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr no tuvo el final que sus fanáticos esperaban. Estaban en su mejor momento profesional, pero no lo supieron aprovechar. Las adicciones habían llegado a la vida de cada uno de los artistas, algo que era complicado de combinar con las exigencias de la fama.

Brian Epstein, su representante, los sometía a interminables giras debido a que el mundo quería conocerlos. “Los Beatles desaparecieron cuando dejamos de tocar en vivo”, expresó años más tarde el propio John Lennon. La gira de 1965 inició en Francia, luego siguió por Italia, donde realizaron 8 conciertos, y acabó en España, donde tocaron en dos oportunidades. 

Los Beatles en el Shea Stadium.

Después de un breve descanso, comenzaron con la tercera gira en año y medio por Estados Unidos. Los fanáticos adolescentes de Los Beatles estaban desesperados por verlos tocar en vivo y las entradas se agotaron al instante. El 13 de agosto llegaron a Nueva York y se dirigieron al estudio de grabación de Ed Sullivan para grabar seis canciones. 

Los promotores vendieron 55.000 entradas en cuestión de minutos, pero se olvidaron de un pequeño detalle. ¿En dónde iban a entrar 55.000 personas? Finalmente, organizaron el show en el estadio de béisbol Shea Stadium. Económicamente fue un éxito, ganaron una gran cantidad de dinero, pero todo lo demás fue un fracaso.

50.000 personas acudieron al Shea Stadium. 

El sonido era muy malo, John Lennon y sus compañeros se dieron cuenta de que no se oían ni a ellos mismos. El Shea Stadium contaba con un parlante que alcanzaba para un partido de béisbol, no para un concierto de 55.000 personas. Sin embargo, a nadie le importó, el público sólo quería verlos.

“Creo que no venían a escucharnos, venían a vernos, sin más”, expresó Ringo Starr. A partir de aquel 15 de agosto, comenzó la época de los grandes conciertos en estadios, pero finalizó la Beatlemanía. Poco a poco, los Beatles se fueron apagando hasta que decidieron separarse.