Venta inminente de la finca familiar

La diferencia garrafal en el precio que ponen Kiko Rivera y la viuda de Paquirri para vender Cantora

Isabel Pantoja no está dispuesta a negociar con los números, pero el hijo menor del torero sí.
lunes, 16 de agosto de 2021 · 12:22

En una nueva emisión de "Viva la vida", se desveló en exclusiva que un posible comprador podría cerrar las negociaciones relacionadas a la inminente venta de "Cantora", la finca familiar que pertenecía a Paquirri y tras su muerte le fue heredada a su entonces esposa, Isabel Pantoja, e hijo menor, Kiko Rivera.

El equipo de Telecinco asegura que en los próximos días sería un hecho la cesión de la propiedad, puesto que la reconocida tonadillera habría aceptado negociar con una empresa que está dispuesta a pagar por su parte hasta diez millones de euros. ¡Vaya sorpresa!

Dicho esto, no debemos olvidar que el esposo de Irene Rosales incluso pretendía vender su parcela por millón y medio de euros, es decir, se confirma que existe una diferencia garrafal en el precio que ponen la viuda del torero fallecido y su vástago.

Pero, ¿quién desea pagar tanto por la casa de la cantante de copla y rancheras andaluza? Bueno, de acuerdo a la colaboradora de "Viva la vida", la entidad pública que quiere ejecutar dicha acción "lo más antes posible" es muy reconocida a nivel nacional.

Tal y como podemos observar, el programa mantiene reservada la identidad de uno de los involucrados en la compra de "Cantora", no obstante, se revela el testimonio de esta persona para aseverar que han tenido dicha conversación telefónica con la familia del diestro nacido en Cádiz.

Pero a nivel de deudas, lógicamente, ella tiene que pagar lo que tiene y tiene que quedarle dinero para comprar otra casa.

De acuerdo a esta información, Isabel Pantoja por fin se abrió a la venta de la finca familiar y no así a negociar con los números, pues ella tendría una deuda de siete millones de euros y se quedaría con tres al acceder al precio mencionado antes. ¡OMG!

Finalmente, destacamos que la empresa le pagaría a Kiko Rivera dos millones de euros porque la intención primordial es construir en los terrenos comprados por Paquirri un pequeño parque con molinos eólicos. ¡Sí, estamos hablando de un negocio en auge y muy rentable!