INSOSPECHADO

La indignación de la Infanta Elena que echa por tierra sus planes de escape fuera de España

La Duquesa de Lugo sabe que sus decisiones tienen pésimas consecuencias para su familia.
jueves, 12 de agosto de 2021 · 02:00

La Infanta Elena no puede creer que lo que prometían ser sus merecidos días de descanso después de un año hostil a fuerza de pandemia, terminarían siendo un tema tan pesado. De hecho, en este barco la acompaña la Infanta Cristina y ambas han quedado ojipláticas ante la rapidez con que la prensa ha dado con sus planes veraniegos. La ofuscación es tal que los más cercanos a las hermanas aseguran que las hermanas están por cancelar todo y quedarse rezagadas en casa.

Claro, decimos que "están por cancelar" y no damos cierre definitivo al asunto, porque tanto la Infanta Elena como su hermana saben que sus decisiones tendrán consecuencias colaterales. En el caso de la primera, afectaría al Rey Emérito Juan Carlos. Para la exduquesa de Palma, por otro lado, quedarse en Ginebra significará no poder disfrutar de la compañía de su esposo Iñaki Urdangarin.

El plan de la Infanta Elena siempre fue visitar a su padre, pero ahora no querría saber del asunto.

Ahora que el cuñado de la Infanta Elena obtendrá la libertad condicional en 2022, puede disfrutar de ciertas concesiones como la libre circulación que incluye viajar fuera del país, y podría sencillamente ser él quien se traslade hacia Suiza. Con Don Juan Carlos la situación es distinta, y la ausencia de la Duquesa de Lugo en Abu Dabi entristecería sobremanera al solitario Rey, ya que la esperaba para pasar los días, hasta adelantó su viaje a Seychelles para regresar en tiempo y forma, y ahora todo el plan de recibir a su ojito derecho pende de un hilo. Así lo expuso para "Vanitatis" una fuente cercana.

Piensa una cosa, si Elena no viene a ver a su padre, es él quien sufre, por eso ha habido incomodidad al saberse que quiere estar con él el día en el que se cumple un año de su marcha, verlo publicado les hace daño... Eso no les permite tener intimidad y ahora la necesitan más que nunca.

Nadie sabe quién pudo filtrar ante la prensa la planificación de la Infanta Elena y Cristina para visitar a sus familiares.

Mientras tanto, la hermana menor de la Infanta Elena, Cristina, sufre sus propios calvarios: ya se ha colado a la prensa su intención de visitar a su madre, la Reina Sofía, en Marivent, mientras la primogénita de los Eméritos hacía lo propio con su padre: una repartición de padres que resultaba idónea para ambas y que posiblemente no se realice, aunque hay cercanos que apuntan a que puedan haber sorpresas durante estas vacaciones, especialmente para Cristina.

No se descarta de ningún modo. Cristina hace tiempo que tiene ganas de ir y sus hijos han estado alguna vez en los últimos años sin que se haya hecho público. Este podría ser el año.

La Infanta Elena y su hermana siempre vivieron bajo el ojo público, ahora no soportan verse a sí mismas en las tapas de los diarios.

Sin embargo, otro plan trazado sería moverse hacia Bidart, para reunirse con su esposo, y aunque la aristócrata nos odie por esto, es preciso revelar que a más tardar la próxima semana. Si esto sucede, quedaría en duda si acompañará a la Infanta Elena a visitar a su padre en los Emiratos.

Aunque todo es incierto, el medio citado apuesta a que, independientemente de los planes que cada una de las hermanas contemple para los próximos días, definitivamente no dejaran pasar la oportunidad para reunirse con sus seres queridos. Celosas de su privacidad, la infanta Elena y su hermana, la infanta Cristina, siempre encuentran un modo de burlar a la prensa y lograr su cometido, y esta ocasión podría no ser diferente.